Patrocinado por

Esta es la forma en la que se cuidan esos ratones y conejos que salvan vidas

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS LUGO / LA VOZ

GANADERÍA

La encargada del servicio, Mercedes Otero, en uno de los laboratorios del centro
La encargada del servicio, Mercedes Otero, en uno de los laboratorios del centro OSCAR CELA

Investigadores de toda España recurren al animalario del Campus Terra

19 jul 2021 . Actualizado a las 09:33 h.

Conejos y ratones sirven, en el campus de Lugo (USC), para investigaciones que tienen como objetivo mejorar la salud de personas y de animales. Esos trabajos se llevan a cabo en el animalario que funciona en el Campus Terra, pero sin que la contribución al bienestar suponga someter a esos animales a unas malas condiciones.

Por el contrario, la responsable del servicio, Mercedes Otero, subraya que facilitar un entorno favorable a conejos y a ratones es una cuestión prioritaria en el trabajo diario. La premisa con la que se trabaja con los animales está clara: «A maior confort animal, máis saúde para os humanos», dice Otero, que recalca que la salud que se propicia en el centro para los animales acaba influyendo después en la salud de las personas y de los animales

Actividad

Tareas variadas.

Análisis de toxicidad, regeneración de músculos y de huesos, implantes dentales o estudios farmacológicos son algunas de las actividades que se realizan en el centro. Son cuestiones cuyos resultados pueden extrapolarse después a seres humanos o a animales, como explica Mercedes Otero, responsable del servicio.

Los ratones y los conejos con los que se trabaja proceden de criaderos que están dedicados específicamente a animales de experimentación y que cuentan con un certificado que reconoce ese perfil. En estas instalaciones hay siete salas para ratones y dos para conejos.

 Usuarios

Perfil dispar.

Los investigadores que acuden al animalario tienen un perfil que varía de unos a otros, ya que la formación académica que han seguido es muy diversa. No obstante, todos deben acreditar una capacitación que se consigue en un curso que combina una parte teórica y otra práctica. Para poder desarrollar un proyecto, hay que pasar primero por la revisión que efectúa un comité, perteneciente a la Universidade de Santiago de Compostela (USC); luego interviene un órgano habilitado; después la Xunta da el definitivo visto bueno. El Animalario Lugo, nombre oficial, tiene acuerdos con entidades públicas pero también con empresas. Terminada la tarea en las instalaciones, cada investigador publica un trabajo en una revista especializada.

Atención

Reducir, refinar y reemplazar.

Esas tres erres —así se expresa Mercedes Otero— recogen los objetivos de bienestar animal presentes en el centro. En primer lugar, se intenta reducir el número de animales que se emplean; en segundo, se pretende refinar el manejo, de modo que se rebaje el estrés y el dolor; en tercer lugar, se descarta el empleo de animales vivos si una experimentación se puede realizar con células.

Además, detalla Otero, los animales pasan, antes de que se inicien las investigaciones, un tiempo de adaptación, puesto que suelen llegar estresados debido al viaje y al cambio de entorno.

 Cuidados

Alimentación con pienso especial.

Conejos y ratones se alimentan con un pienso especial, y sus camas están hechas con virutas de madera de abeto o de chopo. Además, en el animalario se toman algunas medidas para que estén entretenidos: por ejemplo, a los conejos se les ponen pequeños palos de madera de chopo para que se distraigan mientras los roen.