Patrocinado por

Los europarlamentarios, favorables a usar insectos para alimentar a aves y cerdos

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

XOAN CARLOS GIL

La Comisión de Medio Ambiente se mostró partidaria de autorizar las proteínas de animales procesadas en la alimentación de monogástricos

25 jun 2021 . Actualizado a las 09:47 h.

La Unión Europea dio ayer un paso más para la autorización del uso de insectos para la alimentación animal. Según informa la Plataforma Internacional de Insectos para Alimentos y Piensos (IPIFF), asociación paraguas que agrupa al sector europeo de los insectos, la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo se mostró favorable a autorizar las proteínas de animales procesadas de insectos en la alimentación de monogástricos, como las aves de corral o el porcino. La noticia ha sido acogida con satisfacción en esta entidad, porque desbloquearía dos de los mercados clave a los que se dirigen los insectos como productores de piensos.

«La votación refleja el apoyo político del Parlamento Europeo a la autorización de las proteínas de animales procesadas de insectos en los piensos de aves y cerdos, acercándonos un paso más a la fase de autorización», explica la presidenta de IPIFF, Adriana Casillas, quien añadió que la próxima autorización de esta propuesta será fundamental para mejorar el sector europeo de los insectos. La entidad también considera que la autorización de esta medida contribuirá a mejorar la sostenibilidad y la competitividad del sector ganadero europeo, reduciendo el déficit de proteínas de la UE y mejorando la resiliencia del suministro agroalimentario. «En los últimos años, los productores de insectos han trabajado en estrecha colaboración con el mundo académico y con los fabricantes de piensos para desarrollar productos que estén alineados con las necesidades de las aves de corral y de los cerdos», aseguró Chirstophe Trespeuch, presidente del grupo de trabajo de IPIFF. Los pasos finales de este procedimiento se completarán durante las próximas semanas, incluida la adopción formal de la autorización del Colegio de Comisarios de la Comisión Europea, que está prevista para finales de verano. «Tras años de diálogo continuo con la Comisión Europea, los expertos de los Estados miembros y los eurodiputados, ahora esperamos con interés estos pasos finales antes de que la autorización entre en vigor. Con suerte, eso sucederá durante el otoño», añadió Christophe Derrien, secretario general de la asociación.