Patrocinado por

¿Existen oportunidades de negocio en el sector lácteo?

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

GANADERÍA

maruxa alfonso

Bico de Xeado y Casa Grande de Xanceda se presentan como casos de éxito en el congreso Food 4 Future que se celebra en Bilbao

18 jun 2021 . Actualizado a las 10:06 h.

Teniendo en cuenta las quejas que plantean a diario los ganaderos españoles por los bajos precios que perciben por sus producciones se podría pensar que actualmente no existen oportunidades de negocio en el sector lácteo. Pero los responsables de Bico de Xeado, Casa Grande de Xanceda e Iparlat, cooperativa láctea vasca, se encargaron de demostrar todo lo contrario. Los tres se presentaron como casos de éxito en el congreso Food 4 Future que se celebra en Bilbao. Porque todos ellos fueron capaces de reconvertir su actividad para buscar nuevas líneas de negocio, sin perder nunca de vista al sector primario, al ganadero que los provee de leche a diario. 

Cristina Fernández heredó la granja de sus abuelos, que la fundaron en los años 60 tras traer una veintena de vacas desde Canadá. Cuando ella la cogió tenía 300 animales y entonces se plantearon si tomaban la opción fácil, vendiendo la explotación, o la difícil, reinventarla por completo para hacerla rentable. «Las vacas habían estado siempre en pastoreo, porque mi abuelo había comprado muchas tierras, así que decidimos reinventarnos y apostar por los ecológico», relató. Conseguir los certificados para la explotación fue el primer paso. El segundo, decidir entre vender leche líquida o convertirse en transformadores. Optaron por lo segundo e instalaron una yogurtera al lado de la sala de ordeño. Ahí nacieron los yogures en ecológico que hoy se pueden encontrar en buena parte de los supermercados gallegos y que hasta tienen ya su propia tienda online. 

Define su proyecto como 360, «porque nuestras vacas pacen 360 días al año, porque tenemos las puertas abiertas todos los días y porque apostamos por 360 grados de integración, cuidamos las tierras, criamos las vacas y transformamos su leche», explicó. Apuestan por la producción en ecológico, pero también por la biodiversidad, pues en sus fincas hay bosques, zonas dedicadas al cultivo de frutos rojos y hasta cajas para pájaros y mariquitas. Su proyecto, además, les ha permitido crear 47 puestos de trabajo en el medio rural.