Patrocinado por

Carmen Lence tiende la mano a CLUN y a «alguna cooperativa más pequeña» para formar un grupo lácteo gallego

E.P. REDACCIÓN

GANADERÍA

OSCAR CELA

Dijo que «supondría un beneficio» porque «la unión hace la fuerza»

19 abr 2021 . Actualizado a las 09:45 h.

Conformar un gran grupo lácteo gallego que aglutinase a Leche Río, a Cooperativas Lácteas Unidas (CLUN) y a alguna otra cooperativa más pequeña «supondría un beneficio» porque al final «la unión hace la fuerza». La idea la lanzó la CEO del Grupo Leche Río, Carmen Lence, durante una entrevista concedida a Radio Nacional (RNE) recogida por Europa Press. 

En este sentido, la CEO de Leche Río aboga por una más estrecha colaboración entre las compañías que «no se van a ir» de Galicia, frente a las cuales ha situado a las multinacionales: «Hoy están aquí pero mañana a lo mejor no, porque les conviene más estar en su país».  En Galicia, por ejemplo, el grupo francés Lactalis es el que más leche recoge en la comunidad. Pero también están presentes Leche Celta, del grupo luso Lactogal, las multinacionales Danone y Nestlé, la asturiana Corporación Alimentaria Peña Santa (Capsa), la francesa Reny Picot,  Inleit o Iparlat. 

Durante la entrevista, la también miembro del nuevo Comité Ejecutivo de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) ha explicado cómo la pandemia ha «cambiado el hábito de compra» de los ciudadanos en los productos lácteos.

Y es que, si bien «se ha consumido más en el supermercado», eso «no ha compensado la pérdida» de los sucesivos cierres de la hostelería y de los «80 millones de turistas que este año no han venido».

LECHE RÍO PAGA «POR ENCIMA DE LA MEDIA»

Eso sí, en un contexto en el que los sindicatos y las organizaciones agrarias todavía denuncian los bajos ingresos que perciben los ganaderos, Lence ha resaltado que Leche Río siempre paga «por encima de la media de Galicia».

«El campo tiene que vivir. Si el rural muere, nosotros nos morimos también. Las ganaderías tienen que ser también empresas viables», ha explicado. Además, ha avanzado que su compañía está ahora en un proyecto para «ayudar a los ganaderos» a ser «más eficientes».

Preguntada sobre por qué los productores lácteos gallegos son los que menos cobran en el Estado español, Carmen Lence ha asegurado que «una parte» de este fenómeno se debe a la situación geográfica de la comunidad: «Más lejos de los mayores centros de consumo de España».

«Si los ganaderos de Castilla y León empezasen a producir tanta leche como en Galicia, muchas de las otras empresas lácteas más cerca de Madrid, uno de los mayores centros de consumo de España, dejarían de comprar leche en Galicia y la comprarían en Castilla y León, porque el coste de llevar un producto como la leche en centros de consumo es alto», ha abordado.