Patrocinado por

La UE declara a España libre de brucelosis caprina y ovina

Somos Agro REDACCIÓN

GANADERÍA

Santi M. Amil

En el caso de la variante que afecta al ganado bovino, solo queda la provincia de Cáceres por lograr el estatus de indemne

18 mar 2021 . Actualizado a las 15:36 h.

España ha sido declarada por la Comisión Europea oficialmente indemne de brucelosis ovina y caprina y avanza hacia la erradicación de la brucelosis bovina en el 2021, ya que se prevé que este año pueda ser declarada libre de esta última enfermedad la provincia de Cáceres, donde el último caso de brucelosis en ganado vacuno se produjo en el 2018. Desde el Ministerio de Agricultura comentan que esta es una «noticia histórica», además de que como dijo el ministro Luis Planas el nuevo estatus permitirá que España mejore su competitividad ganadera y agraria. Todo esto es producto de una lucha contra la enfermedad de 25 años durante los que se han llevado a cabo programas de saneamiento ganadero, un arma imprescindible para garantizar la sanidad animal. De hecho, en los noventa la prevalencia de la enfermedad en la cabaña ovina y caprina era del 30 %. 

 El nuevo estatus, que fue publicado en el Diario Oficial de la UE (DOUE) el pasado cuatro de marzo del 2021, es producto de que se ha reconocido oficialmente indemnes de brucelosis ovina y caprina a las provincias de Almería, Granada, Málaga y Jaén, las provincias que no lo estaban dentro de todo el territorio nacional. 

Por su parte, desde Agricultura matizan que la declaración de las provincias de Ávila, Badajoz, Cádiz, Córdoba, Huelva, Málaga, Palencia, Salamanca, Segovia y Sevilla como oficialmente indemnes de brucelosis bovina supone la inclusión en el correspondiente anexo de áreas indemnes de todas las comunidades autónomas, excepto Extremadura (falta Cáceres) y Cantabria, cuyo estatuto ya ha sido aprobado en el comité Permanente de Plantas, Animales, Alimentos y Piensos (PAFF por sus siglas en inglés) y será publicado próximamente. Por error, Salamanca y Badajoz no aparecían en la edición del DOUE, pero una carta de la Comisión Europea, ayer, a todos los Estados miembros subsanaba esta omisión.