La vaca de Cerceda que no envidia a un buey

La empresa dezana Frigoríficos Bandeira sacrificó una res de raza rubia gallega de 884 kilogramos en canal, una cifra histórica para este matadero que dice que el animal tiene una «carne excepcional»


lalín / la voz

En Frigoríficos Bandeira están acostumbrados a sacrificar animales de dimensiones mastodónticas. Trabajan de forma habitual con ganaderos que miman sus reses y que alcanzan pesos muy significativos. Pero en el ránking elaborado desde hace años acaban de inscribir un nuevo nombre. Y además ocupa el primer puesto, todo un récord en el matadero dezano, para su categoría. Ayer llegaban a sus instalaciones en A Bandeira una vaca de raza rubia gallega, que habían adquirido en tierras coruñesas. El ejemplar alcanzó la espectacular cifra de 884 kilogramos de peso en canal.

Desde la firma dezana, Pepe Cochón, resaltaba ayer que están acostumbrados a comprar y sacrificar bueyes de grandes dimensiones, pero «esta vaca marcó la diferencia. Es un animal extraordinario, único en el mundo, y su carne será excepcional», valoraba. Todo un récord en el matadero de A Bandeira por las dimensiones de esta vaca, donde no resulta habitual que alcancen ese tamaño, frente a los bueyes, que sí resulta más frecuente que alcancen ese tamaño. Incluso se atreven a considerarla como un ejemplar único de esta raza autóctona de rubia gallega en todo el mundo.

La res llegó a Frigoríficos Bandeira procedente de una casa de labranza en el municipio coruñés de Cerceda. Su propietaria empleó durante toda la vida de la vaca como alimentación una base de productos naturales, sin apenas transformación, lo que ayudó a su engorde. Las medias, como el peso logrado, también son espectaculares. Este ejemplar comía en torno a 22 kilogramos de harina y maíz al día, así como hierba seca.

Desde el matadero destacaron también la calidad de la carne debido a esa base de alimentación natural, no solo las dimensiones de esta vaca y sus 884 kilos en canal. Frigoríficos Bandeira opera desde 1984, dedicándose al sacrificio y despiece de ganado bovino. Cuenta con presencia en todo el país así como a nivel internacional, con la tercera generación ya al frente de la empresa. Los animales que llegan a sus instalaciones proceden principalmente de Galicia, así como Asturias y norte de Portugal, donde son criados con especial mimo. Proveedores que trabajan en el sector, desde ganaderos a tratantes, aportan esas reses, aunque también acuden a adquirir vacas en ferias y subastas en territorio gallego.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
6 votos
Comentarios

La vaca de Cerceda que no envidia a un buey