El mejillón se alía con el queso, el vacuno y la castaña frente al Nutriscore

Los consellos regualdores de esas denominaciones de origen e indicaciones xeográficas protexidas piden al Gobierno que suspenda la implantación del etiquetado mientras no se arreglen sus carencias


redacción

Los consellos reguladores de varias Denominacións de Orixe Protexidas (DOP) e Indicacións Xeográficas Protexidas (IXP) han solicitado al Gobierno que ponga en suspenso la implantación del etiquetado Nutriscore en tanto no se solucionan las deficiencias detectadas. Uno de los que se han sumado a esa reivindicación es el Consello Regulador do Mexillón de Galicia, que junto a los que velan por el queso Arzúa-UlloaQueixo-TetillaCarne de Vacún y Castaña de Galicia, evidencian el profundo rechazo que está generando esa especie de semáforo entre el sector agroalimentario, pero también entre nutricionistas españoles y de otros países europeos pues induce a confusión en el consumidor.

Todo apunta a que el año que viene podría ser obligatorio implantar ese sistema de etiquetaje de los alimentos, que en algunos países de la UE ya es imperativo. Pero aunque se concibió para informar al consumidor sobre el perfil nutricional de los alimentos en un intento de corregir modelos de consumo que pueden derivar en enfermedades como hipertensión, hipercolesterolemia u obesidad, lo cierto es que genera errores de interpretación por parte del consumidor, pues otorga una categoría baja en cuanto a saludable a alimentos ampliamente reconocidos como tales y que forman parte del patrimonio gastronómico. Ahí está el caso del aceite de oliva, calificado con un rojo chillón cuando es un ingrediente más que recomendado por dietistas y nutricionistas.

Frente a ese semáforo que introduce Nutriscore, ahí están los sellos de calidad. Los que luce el Mexillón de Galicia. O el Queixo Tetilla. O Carne de Vacún de Galicia. «Son unha solución considerablemente máis adecuada» que el polémico etiquetado, señalan los consellos en un comunicado. «Uns distintivos que as institucións europeas trataron de potenciar como identificadores de alimentos cunhas bondades intrínsecas que forman parte da nosa dieta tradicional, e que ademais aseguran unha remuneración xusta para os seus produtores», apuntan. Por contra, Nutriscore «funciona cun algoritmo pensado e aplicable a outra tipoloxía de alimentos». Los que están amparados por DOP o IXP «conxugan orixe, calidade e tradición, eríxense como parte fundamental dunha dieta sa, variada e equilibrada, afastada das doenzas vinculadas á nova alimentación».

Los reguladores hacen ver que los consumidores perciben esas ventajas y, como prueba, apuntan el informe Hábitos de alimentación 2019 de la Unión de Consumidores de Galicia, que constata un aumento do 12,81% en la demanda de alimentos amparados por sellos de calidad. 

Por todo eso, los consellos reguladores muestran su preocupación por la urgencia que se quiere dar a la incorporación de este etiquetado, que «non deixa de ser un máis entre os posibles existentes, e que ademais xa conta no seu haber con erros desmesurados, como se tivo denunciado nas últimas semanas». Así sustentan su petición al Gobierno para que recapacite «e poña en suspenso a implantación da etiquetaxe Nutriscore mentres se solucionan as deficiencias detectadas».

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

El mejillón se alía con el queso, el vacuno y la castaña frente al Nutriscore