Los responsables del buque «Elbeik» buscan desde Grecia un nuevo destino en el que vender los animales que lleva a bordo

El buque ha fondeado en las costas de Creta para cargar comida y paja


Cartagena

Los responsables del buque Elbeik, que tenía su llegada prevista a España el día 8 de marzo, aseguran en conversaciones con Animal Welfare Foundation que van a seguir buscando un nuevo destino donde vender a los animales que llevan a bordo, según informaron fuentes de Igualdad Animal en un comunicado. En este sentido, la oenegé afirma que el barco, que salió del puerto de Tarragona en diciembre cargado con 1.776 vacas y terneros, no regresará a España hasta no conocer el destino de los animales del buque Karim Allah atracado en el puerto de Cartagena tras sufrir un estado semejante. Sus animales, 864, serán sacrificados en los próximos días por orden del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, después de que la inspección veterinaria oficial considerase que su estado,tras dos meses en el barco, impide que puedan emprender un nuevo viaje para ser exportados, vendidos y sacrificados.

Actualmente, el barco se encuentra parado junto a las costas de la isla de Creta (Grecia) para cargar comida y paja para los animales, ya que en Chipre no les dejaron atracar y les costó mucho adquirir comida de buena calidad, según las mismas fuentes. Desde el barco informan además que, debido a las malas condiciones marítimas y al largo viaje que soportan desde diciembre, ya han muerto a bordo más de 50 animales. Otra causa de la mortalidad es que el Elbeik está completamente cargado de animales, al contrario que el Karim Allah, por lo que cuentan con menos espacio para moverse.

«La situación en la que se encuentran los animales en el buque Elbeik es dramática. Exigimos al Gobierno de España que ponga fin a este escándalo prohibiendo la exportación de animales vivos a países fuera de la Unión Europea», ha señalado la directora de la Fundación Igualdad Animal, Silvia Barquero. Mientras, los abogados del buque Karim Allah, intentan a contrarreloj evitar el sacrificio de los animales para que puedan ser transportadas de nuevo y vendidas fuera de la UE. El jueves por la noche acaba el plazo dado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para que sean sacrificados a pesar, aseguran, de que están sanos.

Añaden que el pasado lunes acudieron al barco veterinarios externos, contratados por el buque, para verificar el estado de salud de los animales, y que las autoridades veterinarias españolas no han realizado ningún test a ninguno de los animales a bordo.

RECLAMA EL FIN DE LOS TRANSPORTES DE ANIMALES VIVOS

La organización internacional Igualdad Animal exige el fin de los transportes de animales vivos a países de fuera de la Unión Europea ya que, a su juicio, «con este escándalo ha quedado demostrado que el bienestar y seguridad de los animales, responsabilidad del país exportador, no se puede garantizar». Para ello, ha remitido una carta al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que no ha sido contestada, y ha iniciado una petición que ya cuenta con cerca de 30.000 firmas.

La propia Comisión Europea reconoce en un informe realizado en 2019 tras la muerte de 14.000 ovejas en el Mar Negro, que existen deficiencias identificadas en este tipo de transportes de larga distancia.

España es el principal país europeo exportador de bovinos y el segundo de ovinos, según Igualdad Animal, que el pasado mes de mayo realizó una investigación en el Puerto de Cartagena sobre el transporte de corderos a Arabia Saudí en la que detectaron «irregularidades y maltrato», presentando la correspondiente demanda.

Los animales transportados en este negocio con Oriente Medio «sufren viajes interminables en barco y camión, temperaturas extremas, maltrato y una muerte terrible». En la mayoría de los destinos son sacrificados sin aturdimiento previo (rito halal).

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Los responsables del buque «Elbeik» buscan desde Grecia un nuevo destino en el que vender los animales que lleva a bordo