La difícil convivencia con el lobo en Europa

Países como Francia también tienen problemas con los daños que causa el cánido al ganado

Ejemplares de lobo ibérico en el Centro de Conservación del Lobo de la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León
Ejemplares de lobo ibérico en el Centro de Conservación del Lobo de la Fundación Patrimonio Natural de la Junta de Castilla y León

redacción / la voz

Hubo un tiempo en el que el lobo desapareció de buena parte de Europa. La caza indiscriminada y la destrucción de sus hábitats llevaron a que su presencia fuera casi anecdótica en buena parte del territorio de la Unión Europea. Las políticas de conservación de las últimas décadas parece que están dado sus resultados y varios informes constatan que está habiendo una recuperación de la especie. «En Francia, o lobo desapareceu por completo e volveu no ano 1995», explica Joan Alibés, presidente de la Sociedade Galega de Pastos e Forraxes. El problema es que el regreso de la especie está provocando conflictos sociales, sobre todo, con los ganaderos en extensivo, que ven como el cánido ataca impunemente a sus rebaños. Hasta ahora, nadie parece haber encontrado la fórmula perfecta de convivencia y muchos países apuestan por combinar métodos de prevención y ayudas a los ganaderos con la caza controlada de un determinado número de ejemplares.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

La difícil convivencia con el lobo en Europa