Patrocinado por

Medio Rural estima pérdidas de 1,35 millones para las granjas con la convergencia de ayudas del pago básico de la PAC

María Cedrón REDACCIÓN

GANADERÍA

ANA GARCIA

El real decreto aprobado ayer por el Ejecutivo para dar continuidad a las ayudas de la UE para el período transitorio incluye ese cambio

27 ene 2021 . Actualizado a las 09:35 h.

El Ministerio de Agricultura ha decidido continuar con la convergencia paulatina de las ayudas del pago básico —basadas en un modelo de derechos agrupados en 50 regiones agrarias diferentes — con el objetivo de que en el período 2023-2027 los agricultores que realizan la misma labor en una misma región agronómica cobren lo mismo. Ahora hay diferencias que varían en función de unas subvenciones conocidas como derechos históricos que obtuvieron en los años 2000, 2001, 2002 y 2005. Esta es una de las «adaptaciones necesarias», como las califican desde Agricultura, que incluye el real decreto aprobado ayer por el Consejo de Ministros para aplicar los decretos que regirán la política agraria común durante el período transitorio 2021-2022.

La medida no solo ha caído como un jarro de agua fría en Medio Rural, donde dicen que el Gobierno rompió las reglas al no escuchar las alegaciones de Galicia, que pedía que no se acelerara esa convergencia. También en el seno de Unións Agrarias, donde creen que no es el momento de continuar con esa aproximación de las ayudas cuando todavía no está elaborado el Plan Estratégico Nacional para la nueva PAC, ni se sabe cuántas regiones van a quedar en España.

Un primer cálculo aproximado que maneja Medio Rural estima que continuar con esa convergencia estos años puede suponer a las granjas gallegas unas pérdidas de ayudas de unos 1,35 millones de euros, un 1,8 % menos de lo que perciben.

Este cálculo preliminar deriva de otra estimación, la del impacto derivado de la convergencia intrarregional en el 2021 y 2022 prevista en el real decreto de pagos directos del Ministerio. Teniendo en cuenta lo que pone ese documento, los derechos de pago básico inferiores a la media regional en el 2020 podrían incrementarse en el 2021 en un cuarto de esa diferencia, mientras que en el 2022, los que en el 2021 todavía estuvieran por debajo de ese promedio podrían crecer otro tanto. A ello hay que añadir que la normativa anterior marca que en el 2019 ningún derecho podía ser inferior al 60 % de la media nacional, con algunas salvedades. De ahí que ese valor mínimo se va a elevar hasta el 70 % en el 2021 y hasta el 80 % en el 2022. En concreto, esos cambios normativos implicarán que en el 2021 y 2022 las actuales diferencias en el valor de los derechos dentro de cada región se van a reducir aproximadamente a la mitad. De ahí, que una convergencia intrarregional completa en el medio centenar de regiones que hay actualmente originaría una reducción de fondos de pago básico en granjas gallegas de unos 2,74 millones de euros. En consecuencia, en un cálculo preliminar, la aceleración recogida en la norma aprobada ayer supondría unas pérdidas equivalentes a la mitad de la convergencia interregional completa.

Por todo ello, desde Medio Rural invitan al ministro Planas, quien hace poco más de una semana estuvo de visita oficial en Galicia, que reconsidere su postura apostando por una convergencia «máis suave, que se inicie unha vez se clarexe o réxime do primeiro piar e unha vez finalizado o período transitorio. Para iso, contará con toda a colaboración da Xunta».