Dos trabajadores, posible origen del foco de coronavirus en la granja de visones de A Baña

Medio Rural descarta sacrificar a los animales de otras explotaciones gallegas, como se hizo en países como Dinamarca


Redacción / La Voz

Todo parece indicar que el origen del foco de SARS-CoV-2 que se detectó en una granja de visones de A Baña está en las dos personas que atienden esta instalación. Esa es al menos la hipótesis con la que trabaja la Consellería do Medio Rural, que ayer decidió sacrificar los 3.100 animales que criaba esta explotación. Según relata el director xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros, fueron dos pruebas no concluyentes realizadas a los animales las que hicieron saltar las alarmas. Posteriormente, se le realizaron también a los trabajadores y, aunque las PCR fueron negativas, sí que dieron positivo en las pruebas serológicas, lo que significa que en algún momento pasaron la enfermedad sin tener síntomas.

Después de que se detectaran los primeros positivos en granjas de visones de Holanda y Dinamarca, Europa estableció unos protocolos de seguimiento y vigilancia de estas instalaciones. En Galicia, la tarea recayó en manos de la Consellería do Medio Rural, siempre en estrecha colaboración con el Ministerio de Agricultura y Saúde Pública. Fue precisamente ese protocolo, asegura José Balseiros, el que permitió detectar el foco en la granja santiaguesa. «Ese sistema establece unha vixiancia pasiva, na que os veterinarios das granxas nos informan se hai algunha sospeita clínica de que os animais poida estar infectados, e unha activa, na que realizamos probas quincenais en todas as granxas», asegura el director xeral. Durante uno de esos análisis, se detectó un resultado no concluyente en la granja. Eso fue a mediados de diciembre y, desde entonces, la instalación fue sometida a más vigilancia. «Incrementamos a frecuencia dos análises e as seguintes tres series viñeron negativas», asegura. Ahora, han vuelto a aparecer dos casos no concluyentes, lo que lleva a las autoridades sanitarias a sospechar que el virus puede estar circulando por esta instalación.

Eso, unido a los resultados que arrojaron las pruebas practicadas a los trabajadores, llevó a la Xunta a tomar la decisión de comunicar al Ministerio de Agricultura su intención de eliminar a todos los visones que se criaban en esta explotación, un total de 3.100 animales. También se hará una desinfección y limpieza de las dependencias, que quedarán inmovilizadas y cerradas hasta que se acredite que se han realizado todos los trabajos necesarios para poder reabrirla. Por ahora, se trabaja con la hipótesis de que fueran los trabajadores los que contagiaron a los animales, porque tampoco existe evidencia científica de que los animales puedan transmitir el virus a los humanos. «Moi probablemente ese sexa o motivo da infección, pero hai que tomalo con todas as precaucións porque todo está baixo investigación», añade el director xeral.

Explica Balseiros que por ahora queda completamente descartado tomar medidas más drásticas, como hizo Dinamarca en su día que decidió sacrificar a todos los animales del país. «Neses países as explotacións están moi pegadas e pode haber transmisión do virus polo aire. As explotacións galegas están moi separadas e é absolutamente imposible o contaxio». Insiste en que se mantendrán activos todos los sistemas de vigilancia y que, en caso de que se detecten más positivos, se tomarán las medidas oportunas. «De forma xenérica nós non podemos facer nada, porque incurriremos nunha ilegalidade», argumenta. 

La asociación de criadores dice que se están aplicando todos los protocolos de seguridad

M. Alfonso

Agavi sostiene que se informó a las autoridades en cuanto se detectaron los positivos

Desde la Asociación Española de Criadores de Visón (Agavi) explicaron que en cuanto tuvieron los primeros datos del análisis que confirmó el positivo, se informó directamente a las autoridades, cumpliendo así todos los protocolos establecidos y con total transparencia. La entidad quiere dejar muy claro que el sector está aplicando estrictamente en las granjas todos los protocolos y directrices de bioseguridad establecidos por el gobierno y las comunidades autónomas desde el comienzo de la pandemia.

Agavi recuerda que este es el primer caso de contagio en visones que se detecta en Galicia. Y explica que las condiciones epidemiológicas del sector en España y Galicia difieren notablemente de las que se dan en países como Holanda y Dinamarca, Y es que aquí no se produce una contratación de trabajadores temporales provenientes de terceros países y, además, las granjas están aisladas de las demás y de otros núcleos de población.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

Dos trabajadores, posible origen del foco de coronavirus en la granja de visones de A Baña