¿Sabes dónde están las abejas que hacen Mel 5 Estrelas?

Cuatro apicultores O Xurés, Piornedo, Vedra y Navia de Suarna obtuvieron el distintivo de la Asociación Galega de Apicultores (AGA)

Amable muestra el producto que hacen sus abejas en la Serra do Xurés
Amable muestra el producto que hacen sus abejas en la Serra do Xurés

redacción

La nieve comienza a cubrir Piornedo. Las colmenas de Isabel López están a 1.200 metros de altura. Hace tanto frío que las abejas «están na súa casiña, gardadiñas». En primavera, durante la época de la floración, a Isabel le gusta sentarse delante de ellas para ver cómo trabajan las obreras: «Velas entrar coas patas cargadiñas de polen... ¿E como tratan aos zánganos? Fecúndanas e cando ven que están comendo de máis, pero non fan nada, mátanos. ¿E a raiña?, Vive para poñer ovos, e só come do mellor: xalea real», explica. Isabel podría hablar de ellas durante horas. Ha crecido en las montañas, entre abejas. Su familia ya tenía colmenas para autoconsumo. «Eran un gando máis», dice. Ahora aquellos panales se han multiplicado. Aunque son ya más de cien, es una explotación pequeña. Pero está dejando huella y comienza ya a comercializar su producción en distintos puntos de queiroga (brezo) ha obtenido además uno de los distintivos de Mel 5 Estrelas que otorga cada año —por ahora van dos— la Asociación Galega de Apicultura (AGA).

El jurado de este año estuvo dirigido por Amparo Pardo Carril, propietaria de Enredo Abelleiro, en Arzúa, que fue la encargada de pilotar el panel de catas compuesto por los veterinarios Joaquín Lozano y Gonzalo Calvo; el apicultor Fernando García, y la restauradora, Noela Torres. Ellos fueron los que tuvieron que escoger entre las 65 muestras seleccionadas: 14 de multifloral y 51 monoflorales, repartidas entre 25 de castaño, una de eucalipto, 7 de queiroga y 18 de melato de carballo. Escogieron cuatro.

Isabel, que tiene las colmenas en Piornedo, muestra su producto
Isabel, que tiene las colmenas en Piornedo, muestra su producto

La de Isabel y las de José Luis Pérez, José González y Amable Pérez. Además de ella, estos tres apicultores obtuvieron el Mel 5 Estrelas, pero en la categoría de castaño, multifloral y mielato de castaño, respectivamente. Todos usan el excedente que producen sus obreras para consumir, primero, y comercializar, después: «Calculamos o que precisan elas para alimentarse durante o inverno, que é cando non hai floración. Eso deixámosllo porque non facemos ningún tratamento coas abellas», explica Isabel.

«As abellas son como as avoas, fan comida para fartar»

Tampoco lo hace José Luis, que tiene sus abejas en Navia de Suarna: «O que aproveitamos é o seu excedente porque as abellas son como as avoas. Fan comida para fartar». Ni Amable, que las tiene en O Xurés, ni José, que las tiene en Vedra y Forcarei, entre los ríos Umia y l Ulla, lo único que hace es vacunarlas contra la varroa.

Los cuatro, José Luis, Amable, Isabel y José hablan de las abejas con amor. Dicen que te seducen. Son zalameras a su manera, trabajando. A Amable Pérez lo engancharon de niño. Este joven de Muiños, en Ourense, tiene colmenas en lo alto de la serra do Xurés. Ahí las abejas recogen el polen de los castaños, las silvas, el brezo y mielato de castaño. Todo depende de la floración. Este año la miel de Amable es de mielato y por ella obtuvo otro distintivo Mel 5 Estrelas en esa categoría. Lleva dedicándose a ellas cuatro años, pero la suya es una tradición familiar que ya había continuado su hermano. Ahora él para quien las abejas son «un insecto moi especial e moi importante para o ser humano». No hay más que verlas.

José en una foto de archivo cuidando sus colmenas
José en una foto de archivo cuidando sus colmenas

Para José y su hermano Rubén las abejas «son perfectas». LLevan más de 15 años trabajando con ellas, retomando un trabajo que ya hacían sus abuelos «nun lugar tan privilexiado como é este onde temos os asentamentos, onde collen o microclima do Ulla e a montaña», explica José, quien ha logrado el Mel 5 Estrelas para su variedad multifloral. Es el resultado de un trabajo bien hecho y de unas condiciones favorables, privilegiadas. Su miel, dice José, empezará a comercializarse la semana que viene bajo la marca Berce, «porque é un producto que se da no berce de dous ríos, o Ulla e o Umia».

Y ahí estos primeros días de diciembre también nevó. La nieve cubrió las colmenas de José en Forcarei. Pero ellas saben protegerse, forman equipo: «Son previsoras, saben moito. Coñecen cando empeza o inverno, cando chega a primavera. Son un exemplo de reproducción e de organización», explica José. Durante la charla, aunque telefónica, su voz delata esa combinación de respeto y admiración que tienen en común estos cuatro productores por sus abejas. Solo de esa forma, trabajando con amor, cuidando los rebaños de un insecto fundamental para garantizar la soberanía alimentaria se logra un Mel 5 Estrelas.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
9 votos
Comentarios

¿Sabes dónde están las abejas que hacen Mel 5 Estrelas?