Regreso a la granja de las vacas locas, 20 años después: «Aquela Parrula era unha vaca moi boa»

El primer golpe de la crisis de encefalopatía espongiforme lo sufrió Carballedo hace 20 años: aún duele

La aldea de Enxerto, donde se detectó el primer caso de vacas locas en España
La aldea de Enxerto, donde se detectó el primer caso de vacas locas en España

CArballedo / La Voz

La primera vez que aquella vaca parió tuvieron que ir quince hombres a tirar de la cuerda para ayudar a la cría a nacer. «E non a daban sacado, que pesou oitenta quilos, aquela era unha vaca moi boa», recordaba ayer un paisano que esperaba a que dejase de llover junto a la puerta de una casa en la aldea de Enxerto, en el municipio de Carballedo. En esa casa antes había una granja, y en esa granja se criaba hace veinte años aquel ejemplar tan productivo. A aquella vaca le tocó ser la primera de Galicia y de España en enfermar de encefalopatía espongiforme bovina. Era noviembre del año 2000 y acababa de estallar la crisis de las vacas locas, un mal que por momentos pareció capaz de llevarse por delante media industria cárnica. Después resultó no ser para tanto y todo aquello dejó incluso algunas consecuencias positivas para el sector ganadero.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Regreso a la granja de las vacas locas, 20 años después: «Aquela Parrula era unha vaca moi boa»