La gripe aviar llega a España tras localizarse un caso aislado en un halcón peregrino en Cantabria

Las explotaciones ubicadas en un radio de 10 kilómetros en torno a Noja, localidad donde se halló el ave, deberán someterse a estrictas medidas de control biosanitario. La cepa hallada no afecta al ser humano.


redacción

Una nueva cepa de gripe aviar, la enfermedad que puso en guardia al mundo en el 2006, ha llegado a España. El patrón se repite después de haberse detectado en verano varios brotes en Rusia y Kazajistán. Desde ahí la enfermedad fue extendiéndose, poco a poco, por Europa .Hasta 300 brotes fueron notificados en el último mes en Alemania, Bélgica, Dinamarca, Francia, Irlanda, los Países Bajos, el Reino Unido y Suecia, según la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).  La diferencia es que ahora, al contrario de lo ocurrido en febrero del 2017, cuando supuestamente la enfermedad cruzó los Pirineos en pollos de recría que iban a granjas catalanas, la gripe aviar ha llegado al país a través de un caso aislado detectado en un halcón peregrino identificado en el municipio cántabro de Noja. La cepa del virus hallada en el ave es la de la Influenza Aviar de Alta Patogenidad (IAAP) H5N8, una cepa que no zoonósica, por lo que no afecta al ser humano, como confirmó el laboratorio central de veterinaria de Algete, en Madrid. De hecho, como apuntó el Gobierno cántabro en un comunicado no se transmite ni por el consumo de carne o huevos de aves. 

La Consejería de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria puso en conocimiento de la Red Sanitaria de Alerta Veterinaria  del Ministerio de Agricultura el caso. Lo dicen los protocolos puestos en marcha por el departamento que dirige Luis Planas el pasado 11 de noviembre, tras declarar España zona de alto riesgo de gripe avira H5N8 tras la aparición de numerosos brotes en distintos países de la UE. También se puso en alerta, como recoge Efe, a los gobiernos locales de los municipios que rodean Noja para que adoptaran las medidas pertinentes de prevención.Más allá de las medidas de bioseguridad que han de adoptar las granjas de pollos, es fundamental evitar el contacto entre las aves de corral y las salvajes. Por ello, se ha marcado un primer cordón de control de tres kilómetros, al que suman un segundo radio de 10 que califican como zona de seguimiento.En ambos perímetros ha de identificarse todas las explotaciones comerciales o de autoconsumo de aves. 

 Tanto en las zonas de control como en las de seguimiento,durante un período de 21 días en las primeras o de 30 en las segundas, se llevará a cabo la identificación de todas las explotaciones comerciales y no comerciales de aves de corral y otras aves cautivas. Habrá además que limpiar todas esas granjas para que queden libres de cualquier elemento patógeno y también tratará de hacerse un seguimiento de las aves salvajes que pudieran estar enfermas en la zona. Buscar pájaros muertos o enfermos es fundamental para controlar el brote. Porque no hay que bajar la guardia hasta que no se garantice el control total del brote aislado

En Galicia los municipios de alto riesgo al estar ubicados en zonas de paso de aves son este listado de siete concellos: Cambados, O Grove, A Illa de Arousa, Meaño, Ribadumia, Sanxenxo y Vilanova de Arousa.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

La gripe aviar llega a España tras localizarse un caso aislado en un halcón peregrino en Cantabria