Agricultura urge a reforzar las medidas de bioseguridad en granjas avícolas para blindarse contra la gripe aviar

Galicia mantiene las medidas preventivas acorde al plan de vigilancia de la enfermedad del Ministerio, mientras Holanda ordena sacrificar otros 215.000 pollos por la enfermedad y Francia aumenta a «elevada» la alerta tras detectarse 28 focos en Alemania, Holanda y Reino Unido desde octubre


redacción

La detección de 28 focos de gripe aviar distribuidos en países de Centroeuropa ha puesto en guardia al Ministerio de Agricultura. En su último informe sobre el estado de la enfermedad a nivel global publicado esta semana urge a reforzar las medidas de bioseguridad en las granjas avícolas para evitar el contacto directo o indirecto con aves salvajes. Además pide a ganaderos, veterinarios de explotación, cazadores o población en general que alerten a las autoridades competentes sobre cualquier caso sospechoso que pueda aparecer. Estas medidas preventivas responden a lo que está ocurriendo en Europa.  

El Gobierno neerlandés ordenó ayer el sacrificio de otros 215.000 pollos después de diagnosticar varios casos de gripe aviar en una granja de la ciudad de Puijflijk, en el este del país. Además ha prohibido el transporte de estas aves, los huevos y el estiércol, como informa Efe. Estos animales se suman a las 35.700 aves que las autoridades holandesas tuvieron que enviar al matadero el mes pasado por el mismo motivo. El ministerio de Agricultura, Naturaleza y Alimentación de Holanda cree que se trata de la variante altamente patógena del virus, la H5N8, la misma versión detectada en una granja de pollos cercana la semana anterior.

La aparición de estos brotes, además de los registrado en Alemania y Reino Unido, no solo ha puesto en guardia a España. Francia elevó también ayer el nivel de alerta por esta enfermedad a «elevada»  en los corredores de paso de aves migratorias

En total, según Efe, 45 del centenar de departamentos franceses han pasado a un nivel de riesgo «elevado», lo que supone que las explotaciones de aves tienen que ser clausuradas con una red y hay que reducir las salidas de los animales al exterior. Unas medidas semejantes fueron adoptadas en Galicia hace unos años en las áreas de riesgo elevado por el paso de aves migratorias.  

Además, el Gobierno galo prohíbe las concentraciones de pájaros (como las ferias, las exposiciones o los concursos), que tampoco se podrán trasladar a eventos de ese tipo en el resto del país. Tampoco podrá haber transportes o sueltas de aves para partidas de caza ni se podrán utilizar como reclamo. En todo el territorio francés se procederá a una vigilancia clínica diaria de las explotaciones comerciales, se han prohibido las competiciones de palomas mensajeras y en los zoos deben vacunarse las aves que no puedan estar confinadas o protegidas por redes.

Aunque ubicada al oeste del continente, Galicia mantiene las medidas preventivas activadas hace unos años. Fuentes de la Consellería de Medio Rural avanzaban entonces que, por el momento, no hay motivo para preocuparse «tendo en conta a principal vía de entrada do virus da IAAP por vehiculación de aves silvestres migratorias, a situación xeográfica de Galicia queda fóra das principais rutas migratorias destas aves».

Con todo, mantienen la alerta. En este sentido, explicaron que la existencia de focos en Centroeuropa, en una época de intensa actividad migratoria de determinadas especies de aves silvestres, les ha llevado a informar a los departamentos implicados en el programa de vigilancia de la enfermedad para no bajar la guardia. Añaden también que continúa funcionando «a recepción de comunicacións por calquera cidadán da detección de aves de calquera especie que presenten sintomatoloxía compatible». Y no cabe duda de que la colaboración ciudadana es fundamental.  

Al mismo tiempo, continúa en marcha el programa de vigilancia activa en explotaciones. Por el momento, todas las analíticas realizadas han dado resultado negativo.  

Las autoridades sanitarias recuerdan que aunque la enfermedad es muy contagiosa para las aves, no presenta ningún peligro para las personas el consumo de carne, huevos o foi gras.

¿Qué está haciendo Holanda?

Mientras en Holanda continúan aplicando medidas parea atajar los brotes. Su departamento de Agricultura, según Efe, ha decidido sacrificar las 100.000 gallinas ponedoras de la granja afectada, pero también las 115.000 que están en una finca cercana, en un radio de un kilómetro, como medida preventiva, aunque no se haya detectado el virus en la segunda granja.

El Gobierno neerlandés también establece una zona de seguridad de diez kilómetros alrededor de la finca de Puijflijk, lo que supone que las 24 granjas avícolas instaladas en la zona deberán someterse a medidas de higiene más estrictas de lo habitual, y tienen prohibido transportar aves de corral, huevos, estiércol, y otros productos de origen animal. 

También habrá otro cinturón de vigilancia de tres kilómetros, que incluye un total de seis granjas de pollos a las que se someterá a pruebas de la gripe aviar.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Agricultura urge a reforzar las medidas de bioseguridad en granjas avícolas para blindarse contra la gripe aviar