Patrocinado por

Un mapa marca dónde hay más peligro de contacto entre jabalíes y cerdos

maria Cedron REDACCIÓN

GANADERÍA

Los porcos celtas, como los de la foto, se crían al aire libre en terrenos amplios, pero vallados
Los porcos celtas, como los de la foto, se crían al aire libre en terrenos amplios, pero vallados AGOSTIÑO IGLESIAS

Un primer documento señala Galicia como área de riesgo medio en Europa

06 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La presencia de la peste porcina africana (PPA) detectada el pasado septiembre en jabalí es de Alemania ha hecho que vuelvan a saltar las alarmas en el seno de la UE. La preocupación no es para menos porque esta especie es uno de los principales vectores de transmisión de esta enfermedad, inocua para el ser humano, pero mortal para la cabaña porcina. De ahí que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) haya dado un paso más en el proyecto Enetwild, centrado en conocer mejor la distribución y abundancia de las poblaciones de jabalí para poder realizar una gestión óptima. Y mientras hace poco más de un año publicaba el primer mapa basado en datos sólidos de sus poblaciones (documento del que ya hay una actualización), ahora tiene ya otro primer informe en el que hace una análisis preliminar de la potencial interacción entre esa especie cinegética y los cerdos domésticos. Ahí Galicia aparece como una zona de riesgo medio, aunque de momento este sea un dato muy genérico porque, como explica Joaquín Vicente, investigador del Instituto de Recursos Cinegéticos (IREC), un centro mixto de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) que coordina el proyecto Enetwild, este primer mapa tiene en cuenta «el número de explotaciones porcinas, independientemente de su tipo».

Porque la investigación está aún en marcha y poco a poco va a ir dando nuevos pasos para ir hilando más fino a la hora de definir mejor las zonas de mayor riesgo, por ejemplo las asociadas a producción porcina en extensivo en áreas de jabalíes . «El Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas están especialmente interesadas en definir estas zonas de mayor riesgo de interacción atendiendo a la abundancia local del jabalí y la tipología local de la ganadería porcina, lo que permitirá obtener una información mucho más precisa de la distribución del riesgo», añade Vicente. De hecho, como explica, el grado de bioseguridad difiere entre explotaciones de manejo intensivo, con barreras que son prácticamente infranqueables para un jabalí, aquellas en extensivo o incluso ciertas explotaciones de autoconsumo, donde resultaría más fácil que ambos animales pudieran interactuar.

Es precisamente en estas últimas donde el contacto entre ambas especies puede entrañar más riesgos, aunque como explica Joaquín Vicente, en lo que a peste porcina africana se refiere las medidas de prevención y control en «España, en general, y Galicia, en particular, son bastante elevadas». De hecho, a su juicio, el mayor riesgo de introducción de la enfermedad en estos momentos está en la llegada de procesados (embutidos u otros productos cárnicos) de zonas de alta incidencia como el Este de la UE.