Satisfacción en Madrid por el acuerdo sobre la PAC, cautela entre el sector gallego

Medio Rural pide «máis tempo e diñeiro» para facilitar la transición verde de las granjas


redacción

El ministro de Agricultura, Luis Planas, mostró ayer su satisfacción por el acuerdo alcanzando en relación a la PAC. Algo más tibios se mostraron en la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), donde aseguraron «que no suena mal para los pequeños y medianos agricultores y ganaderos de España», reza su comunicado. En Galicia, en cambio, el fin de las negociaciones se ve con otros ojos. El conselleiro de Medio Rural, José González, aseguró ayer que «non podemos estar satisfeitos» con este acuerdo. Y el Sindicato Labrego Galego reclama a los políticos gallegos que hagan un frente común para defender los intereses del sector.

Planas tiene claro que el acuerdo alcanzado se «corresponde exactamente con lo que España había pedido». La nueva PAC se empezará a aplicar el 1 de enero del 2023 y, hasta entonces, habrá un período transitorio en el que los ganaderos seguirán percibiendo ayudas con el nuevo presupuesto, de 42.274 millones de euros. El ministro considera que la PAC cuenta con financiación suficiente para responder a todos los grandes retos que se plantean y destacó en especial que se había conseguido también que las autorizaciones de viñedo se prolonguen hasta el 2040. UPA, por su parte, recordó que lleva años luchando «para conseguir una PAC más justa y más social, que destine más ayudas a quienes más lo necesitan». Alabó especialmente el hecho de que el acuerdo incluya un período de dos años para adaptarse, «algo muy necesario».

Pero en Medio Rural no pueden olvidar la rebaja del 10 % que registraron los fondos de la futura PAC, lo que supone una pérdida del peso relativo de estas partidas en el conjunto del presupuesto de la UE. González destacó que la futura PAC incrementará las exigencias ambientales y pidió «máis tempo e diñeiro» para facilitar esa transición. Por todas estas razones, el conselleiro no está satisfecho con el acuerdo alcanzado. En esta línea se refirió también al reciente decreto de fertilización de suelos, que tantas quejas ha despertado en Galicia, para asegurar que la Xunta presentará alegaciones. El Sindicato Labrego, por último, reclama que la nueva PAC incluya instrumentos para regular los mercados de los precios y que se otorgue una única ayuda por persona activa, pues considera que Galicia está perdiendo subvenciones si estas se reparten en función de la superficie agraria, como sucede ahora.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Satisfacción en Madrid por el acuerdo sobre la PAC, cautela entre el sector gallego