Unións Agrarias y Fademur advierten de las consecuencias que puede tener un brote de coronavirus en las granjas

Urgen protocolos adecuados ante el inicio del curso escolar, un contexto que multiplica el riesgo en las explotaciones


redacción

«O incumplimos el aislamiento o el cuidado de la explotación». El secretario xeral de Unións Agrarias, Roberto García, usó esa frase para mostrar su preocupación ante las consecuencias que puede tener en las granjas la aparición de un caso de coronavirus. Lo hizo durante una rueda de prensa en la que, acompañado de la presidenta de Fademur, Rosa Arcos, hablaron del nuevo escenario al que se enfrenta el medio rural con la vuelta al colegio.La cuestión, como advirtieron, es que un eventual brote en colegios rurales podría amenazar las explotaciones agrícolas y ganaderas en Galicia, gestionadas por personas de avanzada edad.

Y dieron algunos datos: En Galicia hay unos 64.000 alumnos de escuelas rurales que conviven en hogares dependientes de explotaciones cuyos titulares, unos 265.000 con una media de edad de 70 años (50.000 con más de 70 años), son un colectivo vulnerable. 

La contradicción

En un lado de la balanza está el hecho de que cualquier explotación agroganadera no puede parar su actividad durante 15 días porque hay que ordeñar las vacas o  recoger las patatas cuando hay que hacerlo. Ni antes, ni después. En el otro, como advirtieron, están las sanciones a las que se enfrentan aquellos que se saltan la cuarentena. De ahí que García apuntara que todavía «estamos a tempo de buscar un protocolo que permita cumprir coas exixencias sanitarias, minimizar o risco no rural».

En este sentido, también añadió que en el caso de infección del coronavirus, los responsables de la explotación agroganadera podrían tener muchas dificultades para aprovisionarse de pienso, ordeñar vacas, vender leche o alimentar las granjas de aves, y resultaría complicado hallar personal de sustitución en esas labores: «Ou se fan miragres ou vamos a atopar varios casos destes». 

Restringir al máximo el acceso a las granjas, una de las claves del protocolo anticovid

Somos Agro

El documento, elaborado durante el confinamiento, continúa vigente

Restringir al máximo las entradas a la explotación. Esa es una de las medidas que recoge el protocolo, todavía en vigor, articulado por la Consellería de Medio Rural para hacer frente al coronavirus en las explotaciones agrarias. Articulado durante el confinamiento, también recomienda evitar el uso compartido de la maquinaria y, por supuesto, mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros entre los miembros de la familia que trabajen en la granja o entre los trabajadores externos. Además recuerda que es preciso avisar a la autoridad sanitaria competente ante la presencia de cualquier síntoma y, de confirmarse el caso, la persona ha de quedar aislada. 

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Unións Agrarias y Fademur advierten de las consecuencias que puede tener un brote de coronavirus en las granjas