Galicia, Asturias y Cantabria se unen para promover el pastoreo como arma contra el fuego

La práctica mejora la calidad del suelo y fomenta la biodiversidad en el entorno


redacción

No le llamaban economía circular, pero mucho antes de que se inventara el término en las casas del rural de Galicia ya se realizaban prácticas enfocadas a no desperdiciar nada. Porque todo, como en el cerdo, es susceptible de ser aprovechado. Pero en las aldeas de toda la comunidad no solo eran auténticos graduados en disciplinas como esta, también lo eran en otras, como la prevención de incendios, que desde hace años traen de cabeza a las administraciones. Por eso ahora varios representantes del Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo (CIAM), dependiente de la Axencia Galega de Calidade Alimentaria (Agacal) de la Consellería de Medio Rural, se han reunido con sus homólogos de Asturias _el Servicio Regional de Investigación (Serida)_ y de Cantabria _Centro de Investigación y Formación Agraria (CIFA)_ y con técnicos del Centro Tecnolóxico da Carne para impulsar una de las medidas de lucha contra el fuego que usaban los habitantes del rural cuando las aldeas del interior de la comunidad todavía no habían sufrido las consecuencias del éxodo rural.

Y la medida no es otra más que el pastoreo de montaña, una práctica que no solo contribuye a prevenir incendios, también mejora la calidad del suelo, aumenta la biodiversidad e impulsa la ganadería en extensivo tan aplaudida tanto por las autoridades de la UE como por cada vez más consumidores.

La idea, según concluyeron los técnicos reunidos este miércoles en la sede del CIAM, pasa por implicar tanto a los propietarios de las tierras como a sus gestores o a los ganaderos. Para muestra de lo que puede lograrse está la trashumancia desde las montañas de Os Ancares a los montes de León que realizan algunos de los socios de la cooperativa A Carqueixa, una práctica ancestral que recuperaron ya hace años.

Más allá de esta iniciativa de carácter nacional, estos tres centros públicos colaboran en un proyecto liderado por una empresa tecnológica de la Universidad de Alcalá para mejorar el manejo del ganado en extensivo, comprobar la calidad de los pastos, pero también ver dónde están alimentándose los animales criados en total libertad. Eso aporta datos de gran interés para el manejo.

Distintas especies

No solo hay que pensar en ganado vacuno, también hay que pensar en ovino o caprino. En la estación experimental de Marco da Curra se esté trabajando con distintas especies animales.

Pero para que haya pastoreo ha de haber pastos. De ahí que desde la Consellería de Medio Rural también se estén dando pasos para poner en uso las primeras praderas adscritas al Plan de Pastoreo de Galicia, que según los datos de ese departamento de la Xunta, cuenta con un presupuesto total de unos 9,5 millones de euros para recuperar unas 2.250 hectáreas. El objetivo es dotar a las granjas de base territorial suficiente para poder ser cada vez más competitivas.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
3 votos
Comentarios

Galicia, Asturias y Cantabria se unen para promover el pastoreo como arma contra el fuego