El material genético de las diez razas autóctonas gallegas también se custodiará en Madrid

La Xunta cederá muestras al Banco Nacional de Germoplasma

Vaca de raza cachena en un explotación del entorno de Santiago
Vaca de raza cachena en un explotación del entorno de Santiago

redacción

Cachena, caldelá, frieiresa, limiá, vianesa, ovella galega, cabra galega, galiña de Mos, cabalo de pura raza galega y porco celta. Esas son las diez razas autóctonas gallegas reconocidas por la Consellería de Medio Rural y cuyo material genético está custodiado en el Centro de Recursos Zooxenéticos de Galicia, ubicado en el pazo de Fontefiz, en el concello ourensano de Coles. Su valor resulta incalculable por el peso que tienen en el mantenimiento de la biodiversidad y la conservación de especies porque son la semilla para que esas razas propias del oeste peninsular no desaparezcan. En Galicia lo saben, pero también en Madrid. Por eso el Ministerio de Agricultura quiere crear un Banco Nacional de Germoplasma Animal (BGA) encargado de proteger todo el patrimonio zoogenético que se guarda en España. «Conservar todo ese material es una de las recomendaciones de la FAO», explica José Manuel Riesgo, jefe de área de Produccións Gandeiras de la Consellería.

Ahora para poder completar esa colección de muestras de semen o embriones, la Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios ha suscrito un acuerdo con la Xunta para el depósito y custodia de material genético de animales de razas puras en ese banco estatal. En el caso de Galicia, a diferencia de lo que ocurre en otras partes del país donde esas muestras pertenecen a asociaciones ganaderas, ese material es propiedad de la administración autonómica.

De este modo, el Ministerio de Agricultura se compromete a custodiar esas muestras, pero también a liberarlas en el caso de que haya que reconstruir una raza extinta; cuando haya que fomentar su conservación mediante el incremento de la diversidad genética, gracias a la introducción de alelos desaparecidos en la población silvestre, o cuando se haya destruido en el banco de germoplasma de origen (en el caso de Galicia el de Sanfiz) el duplicado del material custodiado en el BGA.

Y por su parte la Consellería de Medio Rural también ha de cumplir su parte. Entre otras cosas esta implica facilitar el personal técnico especializado para colaborar en las tareas de elección de las muestras, además de transportarlas hasta su destino.

El convenio, que tendrá una duración de quince años, fue publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y ahora ha de ponerse en marcha una vez que se inscriba en el registro estatal de órganos e instrumentos de cooperación del sector público estatal.

De ahí que, de momento, como apunta José Manuel Riesgo no se han trasladado todavía las muestras. De hecho, matiza, serán las de las cinco razas autóctonas bovinas las primeras en emprender viaje a Madrid. Luego, poco a poco, van a ir sumándose el resto de especies.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

El material genético de las diez razas autóctonas gallegas también se custodiará en Madrid