La EFSA concluye que la falta de formación del personal de los mataderos  supone un grave peligro para el bienestar de los cerdos

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria hace público un informe demandado por la Comisión Europea para revisar las normas que garanticen un buen trato a los animales durante el sacrificio


redacción

«Tener unas normas rigurosas sobre el bienestar de los animales mejora la salud de estos y la calidad de los alimentos, reduce la necesidad de medicamentos y puede ayudar a preservar la biodiversidad. Los animales sanos y bien cuidados son esenciales para que la cadena alimentaria sea saludable». Lo ha dicho la directora científica de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), Marta Hugas, después de que se hiciera público el último informe sobre bienestar animal en cerdos encargado por la Comisión. Porque este es un asunto que preocupa en Europa, donde el Ejecutivo comunitario quiere ahora actualizar las normas relativas al asunto como otro de los puntos de la estrategia De la granja a la mesa. Aunque todavía no ha trascendido qué normas podrían cambiar, el resultado de este informe indica por donde podrían ir los tiros. Porque la investigación concluye que la escasa formación y la fatiga del personal de los mataderos, sumada a la precariedad de muchos centros de sacrificio, deficientemente diseñados y construídos, suponen un grave problema para el bienestar de los cerdos

Más allá de eso el informe de la EFSA dice también que estrés por calor, sed, largo periodo de hambre y dificultad para respirar con otros de los problemas que sufren los animales que van a ser sacrificados. Por eso, propone una serie de medidas enfocadas a corregir esas anomalías. En este sentido, añade que el papel que desempeña la gerencia del matadero es crucial para prevenir el problema.  

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

La EFSA concluye que la falta de formación del personal de los mataderos  supone un grave peligro para el bienestar de los cerdos