La etiqueta de la miel deberá detallar su origen

El Consejo de Ministros aprueba un real decreto de calidad de este producto por el que el sector llevaba tiempo aguardando


redacción

No caben más excusas. A partir de ahora la miel deberá incluir en su etiquetado de modo detallado cada uno de los países en los que fue recolectada. Es una de las normas que establece el real decreto aprobado este martes por el Consejo de Ministros con el objetivo de que el consumidor sepa exactamente qué tipo de producto está comprando y, al mismo tiempo, defender la calidad de la miel producida en España.  

La norma, como indican desde el Ejecutivo, obliga a que cuando en un tarro de miel se mezcle producto de distinta procedencia, en el etiquetado tendrá que indicarse claramente de qué países procede cada una de las mieles que confluyen en ese envase. En el caso de que la miel proceda de un único estado, también será obligatorio indicarlo en la etiqueta. De ahí que quienes se acerquen a los lineales de los supermercados o tiendas especializadas sabrán cuándo la miel es 100 % de origen español.  Al mismo tiempo el decreto insta a los operadores encargados de recoger la miel que registren en un modelo de autocontrol las evidencias necesarias para justificar los orígenes de las mieles que se han empleado en las mezclas. 

La obligatoridad de este tipo de etiqueta es una vieja reivindicación del sector apícola. De hecho, desde el Ministerio de Agricultura explican que en nuestro pais los apicultores producen una miel de excelente calidad. De ahí que el etiquetado sea una baza perfecta para competir en mejores condiciones con el producto que llega de fuera de España, fundamentalmente de China

La miel se blinda de los vaivenes del mercado con la Indicación Protegida

Maria Cedron

Aunque la introducción de producto de China a bajo coste apenas afecta a Galicia, debido a la calidad diferenciada del producto amparado por Mel de Galicia, los apicultores gallegos se suman a la demanda de suss compañeros de la UE para reclamar un etiquetado que ayude al consumidor a saber lo que está comprando

Los productores de miel europeos han dado la voz de alarma. El estado crítico en el que se encuentra el mercado debido a la entrada de producto de China o Ucrania con precios medios de 1,24 euros por kilo en el 2019, según los datos que manejan los colectivos Agricultores Europeos (Copa) y Cooperativas Agrarias Europeas (Cogeca), está dando la estocada a un sector del que viven unos 650.000 apicultores en toda Europa (en Galicia hay más de 3.000 con una producción anual de unos dos millones de kilos).

Pero no solo eso. Dicen que la falta de viabilidad abocará a muchas explotaciones a cerrar, con la consecuente pérdida de colmenas o, lo que es peor, el daño que ello provocará en la biodiversidad y la agricultura. Por eso, urgen a Bruselas un plan de acción con medidas concretas como el etiquetado del origen o la creación de un laboratorio de referencia para controlar la autenticidad. El objetivo es salvar al sector y a las abejas.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
8 votos
Comentarios

La etiqueta de la miel deberá detallar su origen