Unións Agrarias reclama la redistribución de 530 millones de euros  del PDR para ayudar a los sectores agrarios perjudicados por la pandemia

Instan a los gobiernos de la UE, central y autonómico a habilitar un plan de choque para rescatar a aquellos que aparcaron sus reclamaciones de precios justos para garantizar el abastecimiento alimentario de la población


redacción

Durante los primeros meses del 2020 los agricultores y ganaderos de toda España tomaron las calles para pedir precios justos. Pero cuando saltó la pandemia del coronavirus covid-19 aparcaron sus reivindicaciones para concentrar sus esfuerzos en trabajar con el compromiso de garantizar el abastecimiento alimentario de toda la población. Solo por ese gesto, ahora tantos las distintas administraciones, desde Bruselas al Gobierno central, la Xunta e incluso los concellos, hasta los consumidores les deben algo. Más allá del respeto que merece el esfuerzo de un sector que, como el sanitario, se ha desvelado como esencial, el secretario xeral de Unións Agrarias Roberto García también reclamó para ellos un plan de choque que les permita recuperarse de la bajada de ventas derivada del cierre de la hostelería o el parón del turismo. Porque, como dijo en una rueda de prensa telemática celebrada este miércoles, «aunque o aumento do consumo dos fogares durante os primeiros días de confinamento logrou paliar un pouco o peche dos outros dous sectores, agora as consecuencias comezan a notarse».

Y bastante. «Vese en que mentras os prezos de produtos como a carne se manteñen para o consumidor, o gandeiro está cobrando menos que antes do comezo do estado de alarma. Os gandeiros de Ternera Galega, por exemplo, están cobrando polos seus becerros entre 150 e 180 euros menos», dijo.

No propone la organización agraria habilitar más fondos para los ganaderos de vacuno, los propietarios de granjas de ovino y caprino o los bodegueros, lo que reclama es que el dinero que ya hay sea distribuído de otra forma. Roberto García se refirió, en concreto, a los fondos de la UE para Desarrollo Rural, el famoso PDR, que todavía están pendientes de ejecutar y que la organización agraria estima en 530 millones de euros porque, como dicen, solo se han ejecutado un 55,4 % de la partida de 1.186 millones que le correspondería a Galicia. 

La redistribución que sugieren desde Unións Agrarias es que, dada la especial circunstancia que está viviendo toda la sociedad, la administración aparque actuaciones como el arreglo de tanatorios o pistas para centrar el esfuerzo en ayudar a las explotaciones que están en dificultades. Habla Roberto García, por ejemplo, de dedicar un 2 % de  esos fondos (el tope que permite Bruselas) a ofrecer una compensación de hasta 5.000 euros a aquellas granjas con problemas. Son especialmente vulnerables las explotaciones de vacuno de alta montaña o las dedicadas a caprino y ovino que, dada la clausura de eventos populares o la hostelería, no podrán dar salida a los animales que nacen ahora en primavera. También piden que se abra la mano a que nuevas granjas que no habían pedido las ayudas por hectárea en años anteriores puedan hacerlo ahora igualmente. No olvidan tampoco pedir fondos para programas agroambientales o la ayuda para refinanciar créditos vivos dado que la merma de ingresos no da para poder hacerles frente.

Supuesta comercialización a pérdidas de terneros o leche que llega de terceros países

Pero más allá de eso, avanzó que se está produciendo el fenómeno de una entrada en masa de terneros para recría de países como Bélgica o Francia a los cebaderos de Cataluña o Castilla a precios «moi baixos» , mientras los terneros pintos que habitualmente salen de las explotaciones lácteas gallegas no tienen mercado. «Os gandeiros xa só queren que llos retiren», comentó. En este sentido, advirtió que el nuevo contexto también está favoreciendo la entrada de cisternas de leche en España procedentes de países excedentarios como Alemania o Francia. Unións Agrarias fue capaz de constantar que el fenómeno se está produciendo, pero no ha logrado estimar cuánta leche está entrando porque, de momento y pese a haberlo pedido al ministerio, no ha obtenido datos al respecto. «Na comisión sectorial da semán pasada tamén se pediu ás comunidades que se fixerán inspeccións na industria para saber canta leite chegaba de fóra», dijo Roberto García.

Aunque de momento, como añadió, la entrada de esa leche que llega, como dijo, con tarifas «a perdas», no está repercutiendo de modo directo en los precios que reciben por su producto los ganaderos gallegos debido a la existencia de contratos en vigor, García recordó que el problema es que esta circunstancia tenga consecuencias futuras. Por eso, pidió a la industria y a la administración que hagan fuerza de modo conjunto para defender al productor local evitando «a colonización» de nuestro sector por parte de otros países.   

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Unións Agrarias reclama la redistribución de 530 millones de euros  del PDR para ayudar a los sectores agrarios perjudicados por la pandemia