Pazo de Vilane gana la demanda contra Corral de Monegros por copiar su caja de huevos

La empresa familiar de Antas de Ulla había presentado una demanda en mayo contra Flumenali S.L. por competencia desleal


redacción

Flumenali S.L., comercializadora de la marca de huevos camperos Corral de Monegros, deberá dejar de usar para sus huevos el embalaje que, según ha determinado ahora el juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Huesca, es una copia de la caja original usada por Pazo Vilane desde 1997. De ahí que dicho tribunal condene a la sociedad aragonesa a cesar en esta conducta de competencia desleal prohibiéndole, además, su reiteración futura.

El origen de esta sentencia se remonta al pasado mes de mayo cuando la empresa familiar de Antas de Ulla interpuso una demanda contra Flumenali S.L. por competencia desleal al haber copiado supuestamente la emblemática caja creada por el artista gráfico Pepe Barro hace 23 años. Ahora, después de haber analizado en detalle ambos envases, el  tribunal da la razón a la gallega. Desde Pazo Vilane apuntan en un comunicado que el fallo del tribunal aragonés «marca un precedente en el sector, al ver como probado que la caja de los huevos camperos Corral de Monegros es una copia, tanto en color como en diseño y tamaño, de la caja original de Pazo Vilane».

De hecho, la socia y directora de márketing y comunicación de la compañía, Piedad Varela-Portas, manifestó que «esta sentencia es un importantísimo reconocimiento al esfuerzo empresarial de Pazo de Vilane que lleva más de 20 años innovando en el sector del huevo campero y que ha visto como en los últimos años otras empresas han copiado nuestro envase. Y no sólo nuestro envase, nuestra imagen de marca, nuestra web y nuestros mensajes».

En concreto, un fragmento del fallo de la sentencia difundido por la empresa lucense apunta que «se trata de embalajes que por sus características (estuche en caja rectangular de cartón marrón o verde, con laimagen de una gallina en la parte central de la parte superior de la caja, con tinta verde en el embalaje marrón y tinta blanca en la caja verde, letras en el lateral, con similar texto _huevos de gallinas en libertad_ colocación, tamaño y tono de color) pueden inducir a error a  los consumidores sobre la marca que están adquiriendo, sobre el origen empresarial de los huevos». además, añade que «el informe pericial sostiene que se obtiene un porcentaje de similitud de legibilidad de un 96 % para las cajas marrones y un 95 % para las cajas verdes, y una similitud de colores de un 85 % para las  muestras marrones y un 95 % para las muestras verdes».

La resolución, que condena también al pago de las costas a Flumenali, no es firme y contra ella se puede interponer un recurso de apelación para su resolución en la Audiencia Provincial de Huesca. 

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
2 votos
Comentarios

Pazo de Vilane gana la demanda contra Corral de Monegros por copiar su caja de huevos