La Xunta dio el año pasado ayudas a 36 cooperativas para la compra de maquinaria

Más de la mitad de las entidades beneficiarias de los fondos son de A Coruña


lugo / la voz

Un total de 36 cooperativas de toda Galicia recibieron el año pasado ayudas de la Xunta para la compra de maquinaria. Más de la mitad (19) son de la provincia de A Coruña.  Las subvenciones, inscritas en una línea de ayudas de la Consellería do Medio Rural, van dirigidas a fomentar la compra de maquinaria para introducir nuevas tecnologías, racionalizar los costes de mecanización, aumentar los mecanismos de seguridad en el trabajo, rebajar las emisiones contaminantes e incrementar el ahorro energético. La cantidad total entregada por la Xunta ascendió a 2,8 millones de euros. 

Un caso interesante es el de la provincia de Lugo, que recibió algo más de medio millón de euros -exactamente, 538.843-: se entregaron a cinco cooperativas, que se llevaron el 19,2 % del total de toda Galicia.

Las cinco que recibieron esas ayudas son Cuma Sarria (Sarria), Coparma (O Páramo), Leira (Paradela), Vilaxuste (Portomarín) y Aira (Taboada). Esas entidades, situadas todas entre la capital de la provincia y la zona sur, tuvieron cantidades muy diversas. Así, a Aira le correspondieron 300.000 euros sin que ninguna de las otras llegase a los 100.000: Coparma logró 98.439,49; Cuma Sarria, 75.140; Leira, 33.680, y Vilaxuste, 31.584,46 . El porcentaje de ayuda concedida a Aira fue el 50 % del total de la inversión, único caso de las ayudas entregadas el año pasado en Galicia. Por el contrario, Coparma, Cuma Sarria, Leira y Vilaxuste lograron ayudas que suponen en todos los casos el 40 % del total, dentro de una línea que se repite en las de otras del resto de Galicia. 

«Pelexamos co minifundio, que é unha materia pendente»

x.m.p.

Gandeiros de tres parroquias de Portomarín levan máis de 20 anos compartindo maquinaria

Vilaxuste foi o nome elixido, a finais dos noventa, por seis explotacións gandeiras do concello de Portomarín para o parque de maquinaria que daquela decidiron crear. Os gandeiros eran desa parroquia e doutras dúas, Recelle e Vedro. Dende entón comparten maquinaria. As explotacións, todas de produción leiteira, teñen en total unhas 1.700 cabezas de gando. O que non hai é unha estrutura teritorial axeitada. Nas parroquias falta a concentración parcelaria, como explica o presidente de Vilaxuste, Xosé Pérez. «Seguimos pelexando co minifundio, que é unha materia pendente», di.

De todos os xeitos, a creación do parque de maquinaria supuxo para os promotores unhas vantaxes que aínda se conservan. Coa maquinaria trabállase nunhas 500 hectáreas de terreo, propias e alugadas: unhas 300 están dedicadas a millo, e as outras, a raigrás. «Unha explotación por si soa non pode ter certos servizos. É imposible. Non sería viable», comenta Pérez.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

La Xunta dio el año pasado ayudas a 36 cooperativas para la compra de maquinaria