Criar porco celta tiene recompensa

Asoporcel logra el Premio Aresa por su trabajo de rcuperación de la raza porcina


LUGO / LA VOZ

La asociación de criadores de porco celta (Asoporcel) es la ganadora de la vigésima edición del Premio Aresa, cuyo fallo se divulgó en el mediodía de ayer en Lugo. El jurado eligió por unanimidad la candidatura de ese colectivo, destacando su trabajo de divulgación de esa raza porcina en particular y de promoción socioeconómica del campo gallego en general.

El rector de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), Antonio López, actuó como portavoz del jurado, del que también formaron parte la vicerrectora Montserrat Valcárcel, el catedrático de la USC Ángel Carracedo y los respectivos presidentes del grupo Aresa y del grupo Nogar, Álvaro Rodríguez Eiras y Víctor Nogueira.

La entrega se celebrará, el próximo 28 de febrero, en el auditorio de la Facultade de Veterinaria de Lugo. El premio, creado en el año 2000 por el grupo Aresa en colaboración con la USC, tiene una dotación de 10.000 euros y va dirigido a distinguir el trabajo de empresas, asociaciones y organismos que realizan actividades encaminadas al desarrollo rural.

La razón por la que la candidatura de Asoporcel fue este año elegida frente a las otras está, dijo López, en el perfil de su actividad, que la lleva a cumplir todos los requisitos necesarios para poder recibir el galardón. El presidente de Aresa, Álvaro Rodríguez Eiras, dio las gracias a los restantes miembros del jurado por su labor.

Hace 20 años que se creó Asoporcel. La asociación tiene ahora unos 130 socios, que se reparten por toda Galicia aunque Lugo, Ourense y A Coruña son las provincias de más miembros. El número de animales de esos criadores anda por los 3.000, y el volumen de facturación anual supera en estos momentos el millón de euros.

Son detalles que reflejan cómo una raza que tuvo auge y casi desapareció está ahora en un momento de revitalización. La llegada de razas foráneas y el cruce del porco celta con esas tuvieron que ver con esa gran disminución de ejemplares. No obstante, los animales que aún se conservaban en distintas zonas rurales de Galicia se aprovechó para comenzar la recuperación.

Un colectivo de unos 130 socios y un volumen de facturación anual que supera el millón de euros

Que la recuperación es un hecho se refleja en que el porco celta está presente en distintas ferias y certámenes que se celebran en toda Galicia. En la pasada edición de Expolugo, que tuvo lugar durante el San Froilán, se organizó un concurso monográfico de la raza de ámbito provincial. En las demostraciones gastronómicas organizadas por la Diputación este año, hubo una semana dedicada al porco celta. A la Feira de Santos (Monterroso) acudió un criador de animales de esta raza. Por otro lado, el sábado 23 se celebró, en el Pazo de Feiras de Lugo, una jornada técnica para criadores.

Tampoco resultan ya extrañas las jornadas gastronómicas dedicadas al porco celta, como, por ejemplo, ha ocurrido en los últimos años en Sarria, escenario de una jornada en la que un cocido degustado por centenares de comensales es uno de los actos destacados. En la Feira do Butelo que se celebra en A Fonsagrada, también se venden productos elaborados con carne de porco celta.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Criar porco celta tiene recompensa