«Se hai gando, hai monte limpo»

Comuneros admiten que la presencia de animales ayuda a desbrozar y además es una medida valiosa contra la fauna salvaje


VILALBA / LA VOZ

No hace falta ser un experto en gestión forestal para saber que un monte limpio es una medida sumamente eficaz contra los incendios. Lo que seguramente no saben los que viven algo alejados del monte es cómo se consigue que ese terreno tenga la limpieza adecuada. Responsables de comunidades de montes lo tienen claro: un monte con ganado pastando es una baza de eficacia probada contra el fuego.

 COEXISTENCIA

«O monte debe ter pastoreo». El presidente de la comunidad de montes de Lagostelle (Guitiriz), Francisco Roca, no duda de la necesidad de los animales. «O monte debe ter o seu pastoreo, que é fundamental», dice. Sean reses caballares, ovinas o vacunas las que pisen habitualmente, la consecuencia no admite dudas en su opinión: «O que limpa o monte é o gando».

 La repoblación de hace décadas no solo intensificó la presencia de masas forestales, sino que en la práctica introdujo la idea de una cierta incompatibilidad entre árboles y animales. Para Roca, en ese punto de vista hay un error, ya que son actividades compatibles. En la comunidad de Lagostelle, hace años, se introdujeron caballos, y aunque la experiencia quedó parada y era minoritaria, se trata de un tipo de iniciativas que la actual directiva no rechaza para un futuro.

 APROVECHAMIENTO

Vacas y caballos en Abadín. Los comuneros de la parroquia de Labrada (Abadín) llevan años usando el monte con aprovechamiento ganadero, pues tienen vacas y caballos en terrenos de pastizal. Hay sendas zonas para cada uno de los seis barrios de la parroquia, y el mantenimiento de cada una corre a cargo de los comuneros que tienen reses en esas extensiones. 

 La presidenta de la comunidad, Henar Labrada, subraya que ese ganado cumple una eficaz función contra la fauna salvaje, ya que si los lobos dirigen sus ataques contra potros, los becerros -que, agrega, tienen más valor económico- quedan a salvo. Cuando llega el invierno, el ganado vacuno suelen estabularse, y en el monte quedan los caballos.

 PROBLEMA

El lobo amenaza en Xermade. Roberto García, presidente de la comunidad de Lousada (Xermade), está de acuerdo en que los animales ayudan a tener el monte limpio, e incluso puede decirse que predica con el ejemplo. Esta es una comunidad en la que hay ganado caballar en el monte, lo que genera dos situaciones bien diferentes: por un lado, el terreno queda limpio; por otro, el lobo amenaza, periódicamente ataca y diezma la cabaña ganadera.

 La presencia de ganado debe vigilarse cuando hay especies recién plantadas para evitar daños a los árboles, matiza García, que además es alcalde de Xermade. Por lo demás, no alberga dudas sobre la conveniencia de tener ganado en el monte: «Se hai gando, hai monte limpo», recalca. Además, en una zona en la que abundan las setas, los animales favorecen la abundancia micológica con su materia orgánica.

 MEDIDAS

Trabajos con ayuda de la Xunta y por iniciativa propia. Las limpiezas de monte son habituales fuera del verano para que el monte llegue al verano en buenas condiciones. Los trabajos suelen realizarse en colaboración con la Xunta, ya que hay terreno en régimen de consorcio con la administración. Pero hay también acciones por cuenta propia: por ejemplo, la comunidad de Lagostelle limpió dos zonas con maleza por las que merodeaban los jabalíes, y en la de Lousada también se desbrozan algunas que no entran en los acuerdos con la Xunta. Por otro lado, los acuerdos con la administración funcionan bien, según reconoció ayer el presidente de la comunidad de montes de Codesido (Vilalba), Manuel Rodríguez.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Comentarios

«Se hai gando, hai monte limpo»