La dificultad de conseguir cebada gallega para hacer cerveza artesana

El reducido tamaño de las fincas y la falta de factorías de procesado frenan el aumento de superficie


LUGO / LA VOZ

Cerveza de elaboración artesanal hecha en Galicia con cebada que suele llegar de fuera. Ese puede ser una breve descripción de un sector que está en auge en los últimos tiempos pero que no dispone de materia prima cercana. Explotaciones pequeñas, con su consiguiente dificultad de mecanización, y falta de plantas de malteado del cereal son razones que parecen decisivas para explicar esa situación.

La cebada usada en la elaboración de cerveza, distinta de la que se cosecha para alimentar el ganado, suele comprarse en sacos de 25 kilos. El precio oscila, pero puede fijarse como término medio uno de 20 euros por saco; se necesita un kilo de cereal para elaborar cinco litros de cerveza.

Esos datos fueron aportados ayer por Juan Pablo Ferreiros, que hace pocos años puso en marcha, en A Fonsagrada, una iniciativa que incluye la elaboración de cerveza artesanal en A Fonsagrada y que asistió en Lugo a una jornada técnica sobre esta actividad. La cebada que consume viene de fuera de Galicia, explica Ferreiros, que agrega que si se cultivase en fincas gallegas, no necesariamente sería de variedades autóctonas. Si entre una cerveza de elaboración artesanal y una de fabricación industrial hay alguna diferencia, está en que la primera, dijo, busca la satisfacción del cliente antes que el rendimiento económico.

Xabier Bruña -técnico de la Oficina Agraria Comarcal de Lugo, organizadora de la jornada de ayer- explicó que en los últimos años se observaba una mayor presencia de cerveza artesana en el mercado, aunque sin haberse logrado un incremento de fincas con este cereal para su elaboración. Lograr un mayor uso de cereal cosechado en Galicia ayudaría, dijo Bruña, a cerrar el ciclo y a crear más valor añadido.

 Bruña admitió que no todo el terreno de Galicia era idóneo para este cultivo y que la ausencia de grandes extensiones suponía un impedimento; sin embargo, destacó que algunas comarcas del sur de Lugo como Lemos o Quiroga sí resultarían indicadas por las horas de sol que reciben. Cada cosecha puede suponer unos 4.000 kilos por hectárea. La próxima aprobación definitiva del decreto de artesanía alimentaria de la Xunta, que incluye la cerveza entre los productos que pueden entrar en ese apartado, supone, según Bruña, una oportunidad para impulsar este modo de elaboración.

El aumento de los costes de producción, una dificultad añadida

Hace varios años que Carlos Brea inició en Lalín la elaboración artesana de cerveza artesana. Tiene unos 3.000 metros cuadrados dedicados a cebada, que completa con otra traída de fuera para la fabricación. Desde un punto de vista estrictamente agrícola, el aumento de la superficie destinada a este cereal no sería difícil; pero él se enfrentaría a un aumento de los costes de producción, ya que elabora la cerveza en método ecológico.

Alfredo Domeñe -andaluz afincado en Lugo, en donde elabora cerveza- coincidió en que la falta de cebada malteada suponía un problema, que se combate, dijo, trayéndola de fuera. Productores como Marcos Martínez y Javier Fernández subrayaron el buen momento del mercado para este tipo de bebida.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

La dificultad de conseguir cebada gallega para hacer cerveza artesana