La cabaña gallega ha aumentado su capacidad productiva en más de 4.000 litros al año por animal desde los noventa

Mazaricos es el concello con el mayor número de vacas que dan más leche, mientras que la mejor genética está en Barreiros y Brión

Vacas frisonas de leche pastando en un prado de la localidad de Pereira, en Chantada
Vacas frisonas de leche pastando en un prado de la localidad de Pereira, en Chantada

redacción

Cerca de un millar de granjas gallegas, las más importantes en cuanto a tamaño, producción y calidad del ganado, se encuentran incluidas en los programas oficiales de control lechero. Esta gestión corre a cargo de los Africores provinciales  _Asociación de Criadores de Frisón para el Control Oficial de Rendementos_ que, además, prestan a los ganaderos servicios tan importantes como el del control bacteorológico de su leche, el envío de datos para la inscripción de reses en el libro genealógico de la raza o incluso el asesoramiento necesario para escoger el semental ideal con el que inseminar cada una de sus vacas.   

Durante el último cuarto de siglo los Africores han sido testigos de la espectacular evolución de la ganadería gallega con explotaciones que han pasado de mantener una media de 22 animales a los 86 actuales. Vacas cuya capacidad productiva ha crecido de los 6.000 litros por año que promediaban a principios de los 90 a los 10.263 que se registraron en el 2018. Pero estos son los datos más destacados tomados por el Control Lechero durante el pasado año.

 El mayor número de vacas más lecheras está en Mazaricos

Además de ser el primer municipio gallego por volumen total de leche producido -108 millones durante 2018-, Mazaricos es también el concello con más animales con las medias de producción por vaca más elevadas de Galicia. Según los datos publicados por Africor-Coruña, las 5.801 reses incluidas en Control Lechero promediaron 11.169 kilos de leche por lactación normalizada o, lo que es lo mismo, durante 305 días, pues los 60 restantes la vaca está seca por su proximidad al parto. En este sentido, también destacan los ayuntamientos lucenses de A Pastoriza y Castro de Rei con medias que bajan ligeramente de los once mil kilos aunque con más vacas en control que Mazaricos.  

Una granja de Ordes tiene animales de 15.000 kilos

Aunque la sociedad civil Mosquera Vaamonde de Ordes es la granja gallega con mayor produción por vaca -15.130 kilos de media con sus 25 animales registrados- resultan todavía más reseñables explotaciones como la Cooperativa Agraria Provincial de A Coruña o SAT Os Foros de A Pastoriza que lograron promedios de 15.036 y 14.740 kilos, respectivamente, pero con rebaños que rondan el centenar de reproductoras. En Pontevedra destacan las ganaderías Pérez y Blanco de Lalín y Jesús Nieto de Rodeiro con medias de producción que oscilan entre los 13.000 y 14.000 kilos por cabeza.

 Nueve años produciendo leche

Desde la Federación Frisona Galega (Fefriga) se reconoce cada año la labor realizada por las granjas gallegas en la mejora de su cabaña y se premian los animales más destacados tanto en producción como longevidad. En este último caso, es digna de mención Eugenia, una vaca de la granja Casa Marrote de A Pastoriza que, en sus nueve lactaciones (once años de vida) produjo nada menos que 155.928 kilos de leche, cantidad suficiente para cubrir las necesidades de más de 700 familias durante todo un año.

La mejor genética: la de Barreiros y Brión

La calidad genética es uno de los aspectos que más se valora en un animal productor de leche por cuando condiciona no solo la calidad o cantidad de leche que produce sino también otros aspectos vitales para la rentabilidad de las granjas como su longevidad o incluso la aparición de problemas sanitarios.

Todos los animales inscritos en el libro genealógico de la raza se califican en función de su morfología en una escala que va de 60 a 100 puntos _el 48 % de esta clasificación depende del sistema mamario, el 28 % de la patas y pies y el resto de su estructura corporal_ considerándose muy buenos los que obtienen entre 85 y 89 puntos y excelentes los que superan esta cifra.

En este sentido, según los datos de Fefriga es Mantoño Holstein de Barreiros la granja gallega con una mejor valoración genética con una media de 88,5 puntos de calificación seguida de Baixo Holstein de Sarria que promedia 88,3 puntos.  

En términos morfológicos también destaca la cooperativa San Rian de Brión que obtiene para su rebaño un puntuación ICO _combinación de índices genéticos, productivos y morfológicos_ de 2.939 puntos, la mayor de Galicia.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La cabaña gallega ha aumentado su capacidad productiva en más de 4.000 litros al año por animal desde los noventa