La fábrica de Nestlé en Sebares comienza a recoger leche ecológica para productos infantiles

Tres ganaderías, a las que se sumará una cuarta en el 2020, suministran a la que es la mayor factoría del mundo de la multinacional especializada en alimentos para crecimiento


redacción

La gran industria alimentaria no quiere perder comba en el terreno de la producción ecológica. La fábrica que Nestlé España tiene en Sebares (Asturias) ha comenzado a recoger leche certificada como BIO para fabricar leche líquida infantil. Sus expectativas no son nada cautas para empezar. Como explicó en un comunicado la compañía, durante el primer año pretenden procesar en la que es la mayor fábrica de la multinacional en producción de leche líquida infantil y productos de crecimiento un millón de litros. Dicha cantidad procede de tres granjas de leche ecológica que ya surten a la factoría y a las que está previsto que, en febrero del año que viene, se incorpore una cuarta explotación. El volumen de leche que pasa cada año por esa planta es de 26 millones de litros de leche.

«Con la incorporación de leche ecológica como materia prima para la producción de nuestros productos, Nestlé, una vez más, da respuesta a las peticiones de sus consumidores. Además, la compañía ha apoyado a los ganaderos en sus esfuerzos por adaptar, durante dos años, sus explotaciones con el objetivo de crear el mínimo impacto medioambiental y obtener, así, la correspondiente certificación ecológica», destacó Miguel Serra, director de Producción de Nestlé España.

Desde la multinacional explican que la leche de producción ecológica es similar en composición y características organolépticas a la leche convencional, pero la certificación orgánica garantiza la utilización de medios naturales en toda la cadena de producción, favoreciendo la sostenibilidad y la conservación de la biodiversidad. Además, dicha certificación cumple con todas las exigencias legales que garantizan la salud, el bienestar animal, el respeto al medio ambiente y el desarrollo sostenible durante la cadena de producción. En la actualidad, todas las explotaciones ganaderas que colaboran con Nestlé en España  están certificadas en buenas prácticas de bienestar animal y medio ambiente. Así, la compañía tiene en cuenta los requisitos establecidos por la World Animal Protection a la hora de certificarlas. Para ello, se analizan aspectos como la trazabilidad de la leche, la alimentación y el bienestar animal, la calidad de la materia prima, la sanidad o las medidas medioambientales desarrolladas por la granja, entre otras. 

En materia de bienestar animal, Nestlé defiende las conocidas como 5 libertades que distingue la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE). Éstas están basadas en que los animales permanezcan libres de hambre, sed o desnutrición, estén libres de miedos y angustias, libres de incomodidades físicas o térmicas, libres de dolor, lesiones o enfermedades, además de permanecer ajenos a cualquier acción que pueda coartar su modo natural de expresar las pautas propias de su comportamiento.

La fábrica de Nestlé en Sebares da empleo a unos 200 trabajadores, cuenta con cuatro líneas de producción de leches líquidas y una línea de fabricación de tarritos infantiles. No hay que olvidar que el año pasado registró un volumen de producción de 51.000 toneladas y el 60 % de su producción se exportó a más de 10 países.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

La fábrica de Nestlé en Sebares comienza a recoger leche ecológica para productos infantiles