La galiña piñeira quiere ser raza autóctona para levantar el vuelo

Este reconocimiento por parte de la administración, que ya tiene Galiña de Mos, supondría un impulso para los criadores a la hora de comercializar sus productos

Dos de los criadores de Agalpi sostienen un gallo y una gallina piñeira
Dos de los criadores de Agalpi sostienen un gallo y una gallina piñeira

redacción

Hace veinte años, Jesús García Rodríguez, un veterinario que trabajaba en la zona de Arzúa se sorprendió ante el plumaje de unas gallinas que durante sus primeros días de vida parecían disfrazarse de perdiz. Aquellas aves, llamadas por los vecinos «galiña do país», solían rodearse de un gallo de plumas fluorescentes que se pavoneaba erguido entre el séquito de hembras que lo rodeaban. Fue su afán por buscar una raza original el de punto de partida para la recuperación de una tipología de gallina autóctona que había quedado reducida por el desembarco de híbridos llegados del Reino Unido. Desde que Jesús García apostó por las primeras gallinas de plumaje anaranjado y pinta de perdiz han pasado más de dos décadas. Hace poco menos de un año un grupo de criadores tomó las riendas de la Asociación de Productores de Galiña Piñeira (Agalpi) para dar un impulso a la raza y lograr que a estas gallinas con ascendencia salvaje les concedan el título de raza autóctona. Son dieciocho explotaciones las que están bajo ese paraguas.

«A raza xa está morfolóxicamente documentada, pero agora estamos pendentes da tramitación burocrática», apunta Daniel Fernández, un productor de Arzúa que preside ahora Agalpi. Porque es ahí, en Arzúa, donde el colectivo tiene su sede en un local prestado por el ayuntamiento. 

Para estos criadores lograr que sus animales fueran oficialmente raza autóctona supondría un impulso importante a la labor que desarrollan. «Teríamos o amparo da administración igual que o ten agora Galiña de Mos. Agora para ser unha explotación artesanal tes que ter un veterinario de explotación, facer controis sanitarios, controis de salmonelose para poder envasar os ovos ou metelos no circuito de comercialización de xeito legal. Non pasa aínda que non sexas raza autóctona porque os podes facer pola túa conta ou estar nunha asociación como a nosa, pero ao ser raza autóctona xa che fan todo eles. Non hai que facer a analítica, chamar ao veterinario para que a avale...», explica José Ramón Cillero, un productor de Vila de Cruces. 

Pero Agalpi no solo está trabajando por que reconozcan a la galiña piñeira como raza 100 % autóctona, también por volver a entrar en el listado de Fesacocur, una entidad privada que no tiene ánimo de lucro encargada de recoger todas las razas avícolas de España. «Xa estamos tramitando a entrada tamén», apuntan desde Agalpi. Todo es cuestión de trabajar y trabajar. Trabajo no les falta. 

Por cada dos gallegos, una gallina

lucía vidal

Un millón y medio de animales con sus correspondientes huevos, que no son pocos: ¿Sabrían distinguirlos?

Primera duda. De primero de Huevología: ¿Por qué unos son blancos y otros morenos? Pues según el Instituto de Estudios del Huevo (sí, existe un organismo para estos menesteres), porque los huevos blancos son puestos por gallinas blancas; y los morenos, por gallinas marrones. Así de simple pero, ¿sabrían diferenciar un huevo campero de uno de jaula? Para resolver dudas, nada mejor que acudir a los expertos. A los criadores. Que en Galicia son numerosos. Concretamente, 68 explotaciones productoras de huevo, con una capacidad total de más de un millón y medio de ejemplares, a gallina por cada dos habitantes. Aunque países como el Reino Unido, Holanda o Alemania ya cuentan con más gallinas libres que enjauladas, el método más extendido de cría para puesta en el conjunto de Españas sigue siendo el de aves encerradas. En Galicia el campero le va a la zaga. Y aunque en cantidad de explotaciones, las ecológicas igualan a las de jaula (14 y 15 respectivamente), el número de gallinas de puesta es mucho mayor en estas últimas: un total de 800.000 en nuestra comunidad.  

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Tags
Comentarios

La galiña piñeira quiere ser raza autóctona para levantar el vuelo