Los impagos de primeros compradores de leche dejan en la estacada a decenas de explotaciones

Unións Agrarias denuncia el caso de Logística Alimentaria, que debe a once ganaderos de Lugo 112.000 euros desde el 2015


Santiago de Compostela

El problema de los primeros compradores sigue muy presente en el medio rural gallego. Esta figura, que opera como intermediaria entre las industrias y las granjas, y que es específica de Galicia, todavía no ha encontrado un encaje en la normativa estatal, pese a las demandas formuladas desde la Xunta al Gobierno central. Los impagos de estos agentes siguen dejando en la estacada a decenas de explotaciones y cooperativas de la comunidad, que se han visto empujadas a la inviabilidad económica. Es un viejo problema, pero muy presente. Roberto García, secretario xeral de Unións Agrarias, ha hecho públicos cuatro casos para advertir de la gravedad de este asunto; el de Logística Alimentaria, que adeuda a once ganaderos de Lugo 112.000 euros desde el año 2015; el de Clea, que debe 30.000 euros a cinco explotaciones; el de Ogeid, que tiene pendientes de pagar más de 100.000 euros y, por último, el de Lácteos Ortegal, que luego se cambió el nombre a Suministros Lácteos 2013 para seguir operando, y que, según Unións Agrarias, tiene un volumen de impagos que asciende a 3 millones de euros, con ganaderos y cooperativas. En este caso, además, el primer comprador ha presentado una demanda contra una industria como responsable, y evitar así que le lleguen a él las reclamaciones, precisó García.

El sector productor entiende que, ante esta situación, es necesario avanzar en tres puntos. Primero, que se supervise que ningún primer comprador moroso tenga acceso a subvenciones públicas; segundo, que sea la industria la que recoja directamente la materia prima, y no a través de intermediarios para abaratarla; y por último, que se regule la responsabilidad civil subsidiaria de la compañía envasadora, esto es, de la industria, para que pueda responder ante el ganadero en caso de quiebra del primer comprador. «Levamos advertindo desto dende hai xa moito tempo, e seguimos igual», lamentó ayer García.

En Galicia operan medio centenar de empresas intermediarias entre la explotación y la industria. En esta comunidad, una cuarta parte de la leche que se produce pasa a menos de los primeros compradores, una actividad controvertida, y en la que hay empresarios que en ocasiones nada tienen que ver con el sector y que se dedican a esto, única y exclusivamente, para ganar dinero rápido. El que fuera fundador de Leche Río, el ya fallecido empresario, llegó a referirse a ellos en una ocasión como «tratantes» y «especuladores». 

Unións Agrarias ha avanzado otras peticiones que trasladarán a las administraciones, como que se rebajen los requisitos para la creación de organizaciones de productores lácteos, con el objetivo de que haya poder negociador ante cada industria. En la actualidad, para poder constituir una organización de productores lácteos debe haber un mínimo de 1.000 ganaderos y 200.000 toneladas de producción, por lo que se quieren bajar esas cifras a 200 productores y 60.000 toneladas, como ya sucede en Francia o Alemania. Los ganaderos también exigen que solo se pueda usar un sistema de indexación homologado para fijar los precios de los contratos a pagar durante un año, sin que puedan recurrir a otras referencias que están fuera del marco legal y tiran los precios a la baja.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Los impagos de primeros compradores de leche dejan en la estacada a decenas de explotaciones