¿Miel de Galicia o de China? Una nueva etiqueta, pendiente ahora de Bruselas, dará la respuesta

Mientras el Ministerio de Agricultura aguarda un informe de la UE para aprobar la norma que obligará a indicar el país de procedencia del producto, solo la contraetiqueta Mel de Galicia de la Indicción Xeografica Protexida garantiza que la miel es gallega


redacción | la voz

Apostar por dar mayor valor al producto mediante la calidad, la diferenciación y la certificación. Esa es la receta que la veterinaria y presidenta de la Indicación Xeográfica Protexida Mel de Galicia, Esther Ordóñez, da a los apicultores gallegos para poner en valor un producto que, según un estudio elaborado en su día por UVigo, posee más vitaminas y minerales que otras miles del Estado. Por eso, invita a los productores a dar el paso de adherirse a la IXP para obtener la etiqueta Mel de Galicia. Y a los consumidores les sugiere que consuman producto gallego «porque non só axudan aos que a producen, tamén fomentan o mantemento da biodiversidade en Galicia porque a polinización non pode importase». Además, mientras el Ministerio de Agricultura no apruebe la nueva norma de calidad de la miel que, entre otras cosas, obligará a especificar la procedencia de cada porcentaje de producto que viene en los botes  que salen al mercado, la contraetiqueta Mel de Galicia es una garantía de que la miel es gallega. Fuentes de Agricultura confirmaron que la normativa está en fase de tramitación  está en proceso de tramitación «y tiene que pasar, entre otros requisitos, por informe de la Unión Europea».

«Nos non permitimos a pasteurización do mel. De ahí que manteña tódalas propiedades porque os apicultores non a someten a ningún proceso. Podemos competir en calidade, pero non podemos facelo en cantidade con outros países ou co sur de España. Por eso para os apicultores, fundamentalmente os pequenos, resulta importante contar coa contraetiqueta», apunta esta veterinaria. 

La normativa actual de etiquetado de miel no obliga a indicar la procedencia de la miel. Únicamente tiene que indicar «mezcla de miel de la UE» «mezcla de miel originaria de la UE y de miel no UE», pero no indica de qué países procede, ni el índice de producto de cada uno de ellos. De ahí puede que en un mismo bote pueda haber miel de China, de Polonia y de España. Eso es lo que trata de cambiar ahora el Ministerio de Agricultura en respuesta a una petición eterna de los productores y de Indicaciones Xeográficas Protexidas como Mel de Galicia. Una vez que entre en vigor la normativa que ultima el Ejecutivo, cada envase deberá mostrar en su etiqueta, de manera pormenorizada, los países de procedencia de la miel. Además, en el caso de las mezclas de producto de distintos estados habrá que mostrar el tanto por ciento que cada país supone en el cómputo final. 

La etiqueta también tendrá que incluir la mención «miel tratada con calor» cuando esta fue sometida a un tratamiento térmico superior a los 45 grados centígrados. Cuando la normativa esté aprobada, el Gobierno dará un plazo de dieciocho meses para comercializar las mieles etiquetadas con el modelo anterior. 

;
¿Sabrías distinguir la miel gallega de una procedente de China? Hasta un 20% de las mieles que se venden en el mercado están adulteradas. Proceden, en su mayoría, de Asia.

Actualmente en Galicia hay 350 apicultores adheridos a mel de Galicia con una media de unas 400 toneladas contraetiquetadas al año. Desde Mel de Galicia recuerdan que pueden adherirse tanto aquellos apicultores que tengan envasadoras con registro sanitario como aquellas que no lo tengan. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

¿Miel de Galicia o de China? Una nueva etiqueta, pendiente ahora de Bruselas, dará la respuesta