Carne de Os Ancares directa a tu mesa

La cooperativa A Carqueixa envía a domicilio lotes de 5 o 10 kilos envasados al vacío

José Antonio Díaz González, ganadero en Os Ancares y presidente de la cooperativa A Carqueixa
José Antonio Díaz González, ganadero en Os Ancares y presidente de la cooperativa A Carqueixa

redacción | la voz

En semana y media recibieron más de cien pedidos. Un arranque más que satisfactorio para el nuevo canal de venta que ha puesto en marcha la Cooperativa A Carqueixa a través de la página web www.osabordosancares.com. «Levabamos tempo pensando en cómo entrar en contacto directo co consumidor e despois de barallar varias posibilidades, escollemos esta», explica el gerente de la agrupación, Román Sánchez Besteiro.

La fórmula es sencilla. En el catálogo se puede elegir entre dos lotes de carne, toda con el sello Ternera Gallega Suprema, uno de cinco kilos, a un precio de 53 euros iva incluido, y otro de diez, por 95 euros. «A relación calidade-prezo é moi competitiva». La selección lleva filetes, chuletas, falda, aguja, espaldilla, carne picada y hamburguesas. El negocio va tan bien que ya están pensando en ampliarlo con nuevas líneas: «Queremos facer algo especial para restauración». Y es posible que replanteen los packs en función de las necesidades que les van haciendo llegar los compradores. «A medio prazo quizais saquemos un máis pensado para guisar e outro para cociña rápida». 

Los lotes de carne llegan a la puerta del cliente en un plazo máximo de quince días 

Tras vender 66.000 kilos de carne en el 2018, con este canal virtual conseguirán que se les pague a los productores un 20 % más que la media del mercado. «A xente non abona un prezo xusto pola carne», se lamenta José Antonio Díaz González Palillo, un ganadero de la zona con cuarenta vacas y socio número doce de la cooperativa. «Un kilo de ternera gallega suprema debería pagarse polo menos a seis euros, porque temos que afrontar gastos de transporte e despezado, e a forraxe e mailo combustible custan moito. Non hai demasiado marxe de beneficio. E se che vai a camisa na lavadura, como di o refrán...», replica con sorna.

Clientes con morriña

Los pedidos proceden de toda la geografía nacional pero sobre todo «de Barcelona vén unha cuarta parte, outra cuarta parte de Lugo capital, e logo de cidades como A Coruña, Santiago e Vigo». El boca a boca y las redes sociales son el vehículo perfecto de transmisión. «A xente pasa o contacto por Whatsapp ou comparte a nosa páxina en Facebook». Así es como van dando salida a toda la mercancía, que llega primero al matadero de Taboada y se envía después a los domicilios, en camiones frigoríficos, en un plazo aproximado de quince días. «Chegamos á mesma porta da casa do cliente».

La carne va envasada al vacío, un método que garantiza una buena conservación del producto, de su textura y sabor. «Nós recomendamos empregar o que se vaia cociñar na primeira semana e o resto, ao conxelador, porque esta carne non perde ningunha das súas propiedades», presume Román, nacido en el municipio de su mismo nombre, San Román de Cervantes. «É moi tenra. Ten en conta que os xatos se alimentan en exclusiva de leite da nai ata os sete, oito meses, algúns incluso máis». Su menú se completa a base de cereales, patatas y productos de la huerta. Cada explotación saca una media de entre quince y veinte terneros al año. «De sempre a carne dos Ancares ten fama polo tipo de gando -raza rubia y asturiana- e sobre todo por cómo coida a xente o gando, coma se fosen fillos. Meu avó, que era un tratante de Riotorto, sempre dicía que non había gando como o dos Ancares nin gandeiros como os de Cervantes».

Ya están pensando en su próxima idea: una línea especial para el sector de la restauración

Las doscientas granjas y 5.500 reses que forman parte de la cooperativa están repartidas por los concellos de A Fonsagrada, Navia y Cervantes. Son de pequeño tamaño -tienen una media de 25 cabezas- y su método de explotación es extensivo. Nada de vacas estabuladas. «Algúns gandeiros aínda fan a trashumancia e se desprazan vinte kilómetros ata a veciña León». Un modo de vida que se refleja en el sabor del producto: «Cando a xente proba, repite». De color rosa o rojo suave, con una infiltración grasa de tono nacarado, aspecto magro y textura blanda, rezan en la página web deonde se puede adquirir. «Apenas toman antibióticos, porque non os necesitan, e o feito de non ser unha carne procesada propicia unha boa dixestión e unha dieta saudable e equilibrada», resume Román.

Toda la carne que comercializan lleva el sello Ternera Gallega Suprema
Toda la carne que comercializan lleva el sello Ternera Gallega Suprema

Orgullosos del rural

Los beneficios de este modo de vida se reflejan también a nivel medioambiental. «Os cooperativistas fan un traballo impagable. Son os que están conseguido conservar o hábitat dos Ancares. Esas incribles paisaxes con pendentes moi costas ou as preciosas campas con vistas á montaña que tanto lle gustan á xente... Todo iso é froito do traballo do gando, que está fóra, pacendo, e controla a biomasa, ademais de ser os mellores axentes contra o lume». Aparte de constituir un aliciente para evitar el abandono del monte y fijar población en el rural. «Nos concellos nos que nos asentamos hai parroquias que perderon, en quince anos, o 65 % dos seus habitantes. A media está no 30 %. De seguir esta progresión, en trinta anos non haberá ninguén aquí».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Carne de Os Ancares directa a tu mesa