La posible reducción de ayudas europeas alarma a ganaderos y agricultores de A Limia

Aseguran que los recortes de la PAC les abocarían al cierre


xinzo / la voz

La Consellería de Medio Rural de abrió hace días el período de solicitudes de las diferentes subvenciones de la PAC en 2018. Serán cerca de 190 millones de euros, que llegarán a más de 33.000 ganaderos y agricultores gallegos. Estas aportaciones vienen de los pagos directos de la PAC (por el fondo europeo agrícola de garantía) y de las iniciativas de incentivo al desarrollo rural.

Estas últimas subvenciones podrían estar en peligro si se concreta dentro de dos años el previsto recorte de fondos europeos de cohesión en el agro gallego. A Limia concentra el 80% del cereal, más de un 20% de la patata y casi una quinta parte de la producción de avícola y de porcino de Galicia.

La alarma desatada en la principal zona agraria gallega ante esta posible tesitura es notable. «Si las ayudas menguan muchos labradores dejarán de sembrar cereal, ya que no les compensará los gastos que tienen que asumir. En el sector ganadero el impacto sería también enorme», afirma Maite Joga, responsable de Adegal. Y añade: «Las autoridades públicas deben plantearse de qué vamos a vivir en A Limia si se sigue con recortes a estas ayudas y se incrementan las exigencias. El sector primario es el sustento de la comarca y si esto continúa así, muchas explotaciones echarán el cierre».

También el responsable de Agricultura de Unións Agrarias, Xosé Ramón González, destacó el varapalo para el sector. «O dano sería tremendo para o sector primario se van a menos as axudas, sobre todo en zonas como A Limia. É necesario mantelas», remarcó.

Y es que los márgenes de beneficio van a menos. Las tasaciones de los productos no suben, o, en el caso del tubérculo, oscilan enormemente entre una campaña u otra, con la inseguridad que ello provoca en los labradores. El precio del kilo de ternero en origen ronda los 4,6 euros, similar al de hace casi dos décadas. Algunas variedades de tubérculo se tasan estos días en A Limia a menos de 10 céntimos y el escasa cosecha de trigo se malvendió a 19 céntimos el kilo.

El año pasado se repartieron en Galicia 152,3 millones de euros (137,3 millones en ayudas directas y 15,1 millones en ayudas al desarrollo rural) a más de 26.000 beneficiarios. Muchos critican que todavía no han recibido el dinero.

Samuel Formoso, ganadero de Vilar de Barrio: «Se recortan terei que pechar a granxa»

firma

Samuel Formoso lleva muchos años dedicado a la ganadería y en menor medida a la agricultura en Vilar de Gomareite, en Vilar de Barrio. Posee una explotación de cerca de un centenar de reses de vacuno. Su pesimismo no lo oculta ante los problemas crecientes de ayudas al sector primario. «As axudas da PAC e doutras subvenciones recurtáronse moito nos últimos años. Pola PAC eu recibo uns 7.000 euros», resalta. ¿Qué sucedería si las ayudas europeas van a menos a partir de 2020? «Pecharíamos tranquilamente a metade dos agricultores e gandeiros de A Limia», sentencia. «O prezo da carne é o mesmo que nos anos 90, dá para vivir, pouco máis. Se quitan a PAC, termínase o agro aquí», subraya. Formoso resalta que todos son problemas burocráticos y retrasos para cobrar estas subvenciones. «Eu non recibín aínda as de 2017. Todo son requisitos», asevera.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

La posible reducción de ayudas europeas alarma a ganaderos y agricultores de A Limia