El precio de la leche baja en el campo gallego hasta los 20 céntimos

Los sindicatos denuncian ante la Xunta el incumplimiento de la ley


santiago / la voz

Corren malos tiempos para los ganaderos gallegos. Sin cuotas, con libertad para producir, afrontan una campaña marcada por precios inimaginables. A ello contribuye la situación internacional, pero también la estrategia de las industrias, que aprietan cada vez más. Hasta ahora, el grueso de las explotaciones recibían ofertas de entre 25 y 27 céntimos por litro para la mayor parte de la producción, mientras que el 20 % restante cotizaba a 21 y 22. La hoja de ruta parece haber cambiado: industrias y primeros compradores plantean ahora cotizaciones muy bajas para el conjunto de la materia prima en contratos a un año. Y en aquellos supuestos en los que la oferta es superior -por encima de 26 céntimos- la industria obliga al ganadero a renunciar al contrato de doce meses. Es decir, usa un derecho del productor en beneficio propio.

De estas prácticas hay abundantes pruebas documentales en la denuncia que ayer presentaron en la Xunta los sindicatos agrarios por incumplimiento de la normativa vigente. En los papeles, incluso, puede verse cómo un primer comprador -intermediario entre la industria y el productor- ofrece por litro de leche durante el primer mes 0,20 euros, lo nunca visto, y más de diez céntimos por debajo de lo que cuesta producir, según los propios datos del ministerio. Unións Agrarias, Xóvenes Agricultores y el Sindicato Labrego Galego fundamentan su denuncia en cuatro argumentos: la ausencia de negociación en la que una de las partes impone unilateralmente las condiciones; la imposición al ganadero de la renuncia del contrato a un año; la indeterminación de las variables que deben influir en la evolución de las cotizaciones y, por último, la oferta de precios anormalmente bajos, que nadan tienen que ver con las condiciones reales del mercado.

En el anexo de documentos que los sindicatos llevaron ayer a la Xunta se incluyen varios contratos escaneados en los que se muestra cómo la industria ya redacta previamente la renuncia del ganadero a los doce meses sin que el productor se haya pronunciado. En los contratos de un año, los precios van desde 0,21 a 0,25 euros el litro, una cotización que aboca a gran parte de las explotaciones a perder dinero, por mucho que hayan reducido sus costes de producción.

«Co fin de xustificar uns prezos anormalmente baixos, as industrias empregan como referencia para a determinación as cotizacións dos produtos industriais, como o leite en po ou manteiga, sen que exista ningunha garantía de que o volume de leite recollida nesas explotacións se destine a ese tipo de producións», explica Javier Iglesias, responsable de Ganadería de Unións Agrarias.

Mientras el sector ganadero denuncia el incumplimiento de la normativa, desde las Administraciones central y autonómica se apela a la necesidad de que los ganaderos se unan en su proceso negociador con las industrias. Pero un eslabón de la cadena, la distribución, sigue ajena a todo y utiliza la leche como producto reclamo en los lineales de venta. El Gobierno tiene abiertas 300 inspecciones a las cadenas por posible venta de leche a pérdidas -comercializar el producto por debajo del precio pagado a los industriales- sin que hasta ahora hayan trascendido los nombres de las empresas.

Polémica con la PAC

Por otra parte, Unións Agrarias anunció ayer la presentación de un recurso contencioso contra la orden de Medio Rural que regula la aplicación de los pagos de la política agraria común (PAC) a los agricultores y ganaderos de la comunidad.

Según la organización, el montante de estas ayudas -que suponen el 30 % del desembolso total- se ha calculado teniendo en cuenta solo un período de cultivo, cuando el decreto estatal establece que deben ser dos. El sindicato considera que esta decisión de la Xunta perjudica a 3.000 explotaciones y afecta a 8.000 hectáreas en la comunidad autónoma.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
15 votos
Comentarios

El precio de la leche baja en el campo gallego hasta los 20 céntimos