Patrocinado por

Estas tablas de madera presumen de origen

Maruxa Alfonso Laya
M. Alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

FORESTAL

Salen al mercado los primeros productos acogidos a la plataforma FORTRA, una herramienta promovida por la Xunta para garantizar su origen, trazabilidad y huella de carbono

09 may 2022 . Actualizado a las 10:21 h.

Hace ya algún tiempo, la Xunta puso a disposición de las empresas madereras la plataforma FORTRA, una nueva herramienta pensada para que de forma gratuita y voluntaria estas firmas pudieran informar a clientes y consumidores de las características de sus producciones. Se trataba de garantizar la trazabilidad de los productos madereros, así como su origen y hasta su huella de carbono. Ahora, los primeros productos amparados por esta marca han llegado ya al mercado. Fue el grupo Finsa el que comenzó esta misma semana a distribuir en Leroy Merlín las primeras tapas provistas de un código QR generado por este sistema. Al leerlo, el consumidor puede conocer la calidad de su origen, Pino de Galicia en este caso, y todas las operaciones de transformación que fueron necesarias para su elaboración.

Estas primeras producciones, asegura la Administración autonómica, comienzan a integrar la nueva red que permitirá conectar digitalmente toda la cadena de valor del sector de la madera de Galicia, con el objetivo de dar trazabilidad a los productos basados en la madera, registrando las operaciones realizadas por todas las empresas que forman parte del proceso de transformación, desde el bosques hasta el consumidor final. El objetivo es el de promover el uso de productos de proximidad, producidos y transformados en Galicia, así como las compras responsables y respetuosas con el medio ambiente, pues esta etiqueta incluye información sobre la huella de carbono del producto o la obligación de repoblar el bosque tras la corta.

La aplicación tiene un funcionamiento sencillo. A lo largo de toda la cadena de suministros y elaboración y procesado del producto, se van registrando todos los datos en esta herramienta digital. Posteriormente, se obtiene una dirección URL, que se puede insertar en forma de código QR en la etiqueta. Así, cualquier consumidor podrá consultar la información a través de un dispositivo móvil en gallego, castellano o inglés. Por ejemplo, en el caso de las tablas de madera que acaban de salir a la venta, al escanear el código nos dará información sobre la huella de carbono del producto, negativa porque absorbe carbono al proceder de la madera; sobre los certificados de sostenibilidad, PEFC, FSC; o sobre si dispone de una marca de calidad de origen, en este caso, Pino de Galicia.