Laura Vallejo es una de las pocas operarias forestales que existen en Galicia y destaca el equilibrio entre peso y potencia de las 550 XP® Mark II, 572 XP® y 592 XP® de Husqvarna, así como la comodidad de sus trajes de protección

Somos Agro

Laura Vallejo llegó al sector forestal casi por casualidad, cuando su pareja heredó la empresa familiar y ella tuvo que echar una mano. Ahora es una de las pocas mujeres que desempeña la labor de operario forestal en Galicia. Aunque es un «traballo duro, que ten moita esixencia a nivel físico», tiene claro que «non o cambiaría por nada». Las nuevas máquinas y los avances tecnológicos han facilitado la tarea, como sucede con las motosierras de la serie cinco de Husqvarna. La 592 XP®, por ejemplo, «é unha das máquinas máis grandes que existe no mercado, con 90 centímetros cúbicos de potencia, pero tamén é unha máquina moi ben compensada entre peso e potencia», destaca. A ello hay que sumarle los equipamientos de seguridad de esta misma marca. Pantalones, guantes y cascos que permiten a estos trabajadores moverse con total libertad en situaciones que no siempre son sencillas. 

Vallejo está acostumbrada a trabajar con las motosierras de la serie cinco, las más indicadas para el trabajo forestal. De ellas destaca la potencia, pero también su ergonomía y su gran capacidad de corte, características que permiten a estos profesionales trabajar de una forma sencilla, por muy ardua que sea la tarea. La 592 XP® por ejemplo, «está pensada para traballos forestais con esixencia de facer madeira moi gorda e para aserradoiros que fan madeira de grandes dimensións, de máis dun metro de diámetro», explica. Es una máquina pesada, «pero moi ben compensada». Asegura que la comodidad es un característica de toda la gama de Husqvarna. «Se tes que pelexar cun extra de peso pola cilindrada do motor, pero tes esa ergonomía característica de Husqvarna, o operario poderá traballar con comodidade», añade.

Lo mismo podría decirse de las hermanas pequeñas de esta motosierra: la 550 XP® Mark II y la 572 XP®. «Son os tres modelos máis axeitados para o traballo forestal. A 550 XP® Mark II está pensada para o desrame e madeira delgada, a 572 XP® da moito rendimento en maderias de máis de 40 centímetros de diámetro e a 592 XP® é para madeiras máis especiais», afirma. Todas son de carburación electrónica y mantienen la misma línea de diseño.

Equipamientos de seguridad

Para ir a trabajar al monte resulta fundamental llevar también un equipamiento adecuado, que garantice la seguridad del operario pero que también le permita moverse libremente. «Eu sempre levo botas e pantalón anticorte, guantes e casco con protección auditiva», asegura Vallejo. También en este caso los diseños de Husqvarna destacan por su comodidad y por su durabilidad. «Os pantalóns anticorte son moi duradeiros e moi resistentes á maleza. Destacan, sobre todo, pola súa comodidade, porque se quedan moi axustados e permiten que teñas axilidade», afirma. La forma de la rodilla precurvada hace que sea más fácil dar zancadas para evitar los tocones o la maleza más alta. «Teñen moita elasticidade para axudar ao movemento, son case coma un pantalón de chándal. En comodidade, son unha pasada», asegura.

Otro de los equipamientos que considera muy útil es el cinturón portaherramientas. «É unha moi boa aposta para os motoserristas porque nos permite ser autónomos e levar todo o que precisamos enriba», asegura. Pequeñas mazas, machetes y hasta un botiquín tienen hueco en este nuevo equipamiento diseñado por Husqvarna para los profesionales del sector forestal. 

Votación
6 votos
Tags

Motosierras y equipamientos que hacen más fácil el trabajo en el monte