Patrocinado por

Aprobado el plan que regirá la estrategia forestal gallega hasta el 2040

Somos Agro REDACCIÓN / LA VOZ

FORESTAL

MONICA IRAGO

El Consello de la Xunta dio el visto bueno a un documento que prevé alcanzar las 425.000 hectáreas de superficie ocupada por frondosas autóctonas y reducir la superficie de eucalipto en un 5 %

01 oct 2021 . Actualizado a las 15:08 h.

La primera revisión del Plan Forestal de Galicia es ya un decreto al que el Consello da Xunta dio el visto bueno. El documento prevé una inversión de 4.900 millones de euros en el monte gallego en los próximos 20 años, incluyendo tanto fondos públicos como financiación privada de los titulares o gestores del monte. Entre los objetivos que persigue este documento destacan conseguir 425.000 hectáreas de superficie ocupadas por frondosas autóctonas y reducir la extensión que ocupa el eucalipto en un 5 %. 

Promover la regeneración natural de frondosas caducifolias, hasta llegar a una superficie total de 425.000 hectáreas en el año 2040, es uno de los objetivos de este decreto, que también apuesta por actuar sobre el 15 % de la superficie de frondosas. Para ello, se incrementará desde las 5.000 a las 20.000 hectáreas la superficie de frondosas objeto de gestión activa mediante tratamientos silvícolas y se incluirán otras 20.00 hectáreas en el programa de recuperación de bosques de ribera. En el caso concreto del castaño, el plan incluye un programa para contribuir a la conservación y puesta en valor de esta especie, con actuaciones en 8.000 hectáreas para recuperar soutos tradicionales en producción mediante medidas de rehabilitación. También se crearán nuevas plantaciones, tanto para producción de castaña como de madera. Cada una de estas líneas contará con otras 8.000 hectáreas de actuación. 

En cuanto al eucalipto, se diseñan programas de actuación e iniciativas que contribuyan a reducir la superficie que ocupa en un 5 % al final del período. A ello hay que añadirle que, con la entrada en vigor de la Lei de recuperación da terra agraria, se activó también la suspensión temporal de nuevas plantaciones donde antes no las había. El objetivo es que la comunidad cuente, en el 2040, con una superficie menor de eucalipto, mediante la transformación en plantaciones de otras especies. Al mismo tiempo, se mejorará la productividad de estas masas, incrementando la tasa de aprovechamiento con el objetivo de alcanzar el 90 % del crecimiento anual.