Patrocinado por

«No hay árboles malos. Todas las especies son buenas y las necesitamos»

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PaLACIOS LUGO / LA VOZ

FORESTAL

CARLOS CASTRO

Patricia Gómez, gerente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Silvicultura, subraya el valor de la actividad forestal para recuperar la España vacía

02 ago 2021 . Actualizado a las 10:13 h.

Patricia Gómez es la gerente de la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE), una entidad cuyo trabajo fundamental es la gestión del monte y la recuperación de todos sus aprovechamientos. Esta semana estuvo en la Escola Politécnica Superior del campus de Lugo (USC) para participar en una jornada técnica organizada por el grupo Mikogest. Y tuvo tiempo para explicar que el monte es un recurso ambiental imprescindible y advertir que la actividad forestal necesita más atención de los poderes públicos.

—¿Se le da al monte, en España, la atención que merece?

—No. Debería tener más importancia. El monte es una fuente de recursos para nuestra economía y para retos de la sociedad tan importantes como el cambio climático. El monte cumple una función recreativa, de aportación de salud y espiritual.

—¿Qué cree que hace falta para que se le preste más atención?

—Hace falta una política forestal fuerte. En España se ha actuado en el apartado de la agricultura y de la ganadería, mientras que el sector forestal ha estado más marginado. En el monte hace falta una política de cultivo y de inversiones. El monte no solo ofrece recursos sino también empleo. Es una oportunidad que aprovechamos. Hacen falta políticas que apuesten por el monte: una fiscalidad adaptada a una actividad a largo plazo, porque el rendimiento forestal llega a los 15 años, no se rige por la inmediatez.