Patrocinado por

La Xunta apercibe a ocho mil propietarios para que limpien sus fincas y evitar incendios

Marta Vázquez Fernández
m. vázquez OURENSE / LA VOZ

FORESTAL

Medio Rural indica que hay 65.000 titulares de parcelas a notificar y un total de 31.500 tierras con dueños ilocalizables

29 jul 2021 . Actualizado a las 19:04 h.

El convenio firmado en el año 2018 entre la Xunta, la Fegamp y Seaga para mejorar la protección de las aldeas gallegas frente a los fuegos está dando resultados. El conselleiro de Medio Rural, José González, aseguró ayer, durante una visita a Boborás, que son ya 270 los ayuntamientos gallegos que se han adherido a este convenio y que gracias a eso se ha incrementado de forma muy significativa el número de parcelas en las que se elimina maleza, mejorando con ello la protección frente a un incendio.

Durante el encuentro en la localidad ourensana, González destacó que el porcentaje tanto de parcelas como de superficie gestionada dentro de este convenio, suscrito tras la grave oleada de incendios forestales de octubre del 2017, ha pasado de representar la mitad de los terrenos en el 2019 a situarse cerca del 70 % en este 2021. Ello supone que «tres de cada catro parcelas están xa xestionadas». Eso sí, queda trabajo por hacer y, de hecho, el conselleiro informó que la Xunta ha terminado ya de revisar las 180.000 parcelas incluidas en el convenio, localizándose muchas en las que no se ha hecho limpieza. Por ello, se han remitido ocho mil notificaciones a propietarios y personas jurídicas residentes en los 81 ayuntamientos a los que se les está dando prioridad dentro de esta iniciativa. En esos envíos se insta a los destinatarios a que limpien sus propiedades.

Eso sí, hay un total de 65.000 titulares a notificar, y muchos de ellos, en concreto los dueños de 31.500 parcelas, están ilocalizables, por lo que se prevé que, en muchos casos, sea necesario publicar avisos en el Diario Oficial de Galicia o en el Boletín Oficial del Estado. Esta situación, advirtió el conselleiro, se vincula con la necesidad de revisar el Catastro, una labor que, según dijo. ya está contemplada en la Lei de Recuperación da Terra Agraria de Galicia.