Patrocinado por

Las tres razones que disparan las talas en los montes de la zona sur de Arousa

Rosa Estévez
rosa estévez VILAGARCÍA / LA VOZ

FORESTAL

Martina Miser

Entre los meses de enero y marzo se tramitaron 503 autorizaciones

17 abr 2021 . Actualizado a las 10:36 h.

Podría ser, sin más, que estemos prestando más atención a los montes que tenemos al lado de casa. Que, a fuerza de internarnos por caminos que transitábamos poco, nos sorprendiese ver amplias zonas de árboles talados. Sin embargo, parece que es algo más que una simple impresión. Según los datos facilitados por la Xunta de Galicia, en la zona de Arousa ha crecido de forma considerable tanto la cantidad de solicitudes de tala para aprovechamiento de madera, como el volumen, en metros cúbicos, de la masa que se corta. En el primer trimestre del año se solicitaron 503 permisos de corta, para un total de 30.021 metros cúbicos de madera. El año pasado, en el mismo período, se solicitaron 328 talas para 18.116 metros cúbicos. «A meirande parte das cortas correspóndense con superficies plantadas con eucaliptos», informan desde Medio Rural.

Según los datos que maneja la Xunta, el número de talas solicitadas ha crecido en las localidades de Ribadumia (+229), Vilanova (+30) y Vilagarcía (+7); ha bajado de forma considerable en Meis (-44) y notoria en Meaño (-11); no se ha movido en O Grove (de nuevo han sido 13 las peticiones); y oscila mínimamente en Pontecesures (+1), A Illa (-1) y Valga y Catoira (-3). Entre los madereros consultados por La Voz de Galicia no hay una opinión unánime sobre la situación que se está dando en los montes. Hay más actividad, reconocen, pero en el caso de O Salnés, «tampouco é un aumento tan grande», sentencian. Y apuntan, cada uno según su propia experiencia, las razones que pueden explicar la situación en los montes de la comarca. 

la situación económica

«O particular corta porque fan falla os cartos». En un contexto de crisis como en el que nos movemos hace que todo el mundo intente movilizar todos los recursos que tiene a su alcance. Y el monte es uno de esos bancos personales que tienen muchas familias gallegas. «O que ten un particular pode sacalo dun apuro», explica Luis Outeda, desde Meis. ¿Y esos particulares replantan? Asegura que sí. «Prántase de todo, quizais máis eucalipto, coma sempre», señala Carlos Cardeme. «O eucalipto ten mala fama, pero a xente quere ter beneficios á volta de dez ou quince anos. Se se planta pino, por exemplo, tes que esperar bastante máis», remacha Outeda.