Patrocinado por

Lugo, en cabeza por el número de bosques de frondosas inscritos en el registro oficial

Xosé María Palacios Muruais
XOSÉ MARÍA PALACIOS LUGO / LA VOZ

FORESTAL

ALBERTO LOPEZ

Montes de la zona oriental lucense podrán tener ayudas para conservación y gestión

15 abr 2021 . Actualizado a las 09:52 h.

El número de bosques de frondosas inscritos en el registro de la Xunta crece en Lugo en particular y en Galicia en general. Ocho de los 18 cuya inscripción ya ha concluido están en la provincia lucense: tres en Folgoso do Courel (Rogueira e Cabana, Castro Portela y Hórreo), tres en Navia de Suarna (Robledo, Murias do Camiño e Ribón y Moia), uno en Samos (Casela e Parada) y uno en Baleira (Castrelo e Espiña). El de Robledo es el de mayor extensión (242,40 hectáreas, repartidas en dos piezas). Todos ellos, pues, están situados en municipios de la zona oriental de la provincia, más bien al norte o en el sur, en lugares donde el bosque autóctono todavía ocupa importantes extensiones de terreno. 

La inscripción abre a los dueños la posibilidad de disponer de ayudas para actuaciones de mejora y de ordenación en el terrenoEl registro se creó el año pasado. Para la Consellería do Medio Rural, la conservación de especies como el roble o el castaño supone una apuesta por recursos del sector forestal con valor económico pero también social y ambiental. En cuanto al resto de Galicia, hay dos bosques inscritos en la provincia de A Coruña (municipios de Mesía y de Irixoa), cinco en la de Pontevedra (uno en Caldas de Reis, uno en Moaña, uno en Fornelos de Montes y dos en Cerdedo-Cotobade) y tres en la de Ourense (Rubiá, Castrelo do Val y Vilariño de Conso).