¿Tienen algo que alegar para que estos cinco montes entren en el Rexistro de Masas Consolidadas de Frondosas Autóctonas?

Los candidatos son el monte Seixo, en As Pontes; Biduedo y Serra do Eixe, en A Veiga, Anceu, en Ponte Caldelas; Santa juliana, en A Fonsagrada, y  Salto do Cabalo, en Riós


redacción

El Rexistro de Masas Consolidadas de Frondosas Autóctonas no deja de crecer. De hecho, son ya 18 _dos en la provincia de A Coruña, ocho en Lugo, tres en Ourense y 5 en Pontevedra con una superficie total de 1.550 hectáreas_ las que forman parte de esta relación de montes que pretende proteger unos bosques característicos de la comunidad, conservando la variedad de especies que pueblan la superficie forestal gallega. Pero además otros 27 expedientes _en conjunto suman unas 1.500 hectáreas_ de terreno repartidas entre las cuatro provincias, están en tramitación. De ellos, cinco están ya en exposición pública para que cualquier interesado pueda realizar alegaciones. Cualquier persona puede hacerlo. Para consultar los expedientes basta con acercarse al Servicio de Montes de la JEfatura Territorial de Medio Rural a la que correspondan los documentos relativos a los expedientes. El plazo para hacerlo es de dos meses desde el día posterior a la publicación en el DOG de cada uno de los expedientes. Estos son los 5 montes candidatos: 

Monte Seixo, en As Pontes de García Rodríguez. 

El anuncio fue publicado en el Diario Oficial de Galicia el pasado 9 de marzo. De titularidad de la Xunta, este monte tiene una superficie total de 150 hectáreas en las que hay formaciones de carballos (quercus robur), bidueiros (betula spp) acompañadas de castaños (castanea sativa) y ameneiros (alnus glutinosa). Esas masas abarcan 16,43 hectáreas de monte repartidas en dos cotos redondos.  

Monte Biduedo y Serra do Eixe, en el concello de A Veiga.

Fue publicado en el DOG el 23 de marzo. Pertenecen a comunidad de montes vecinales en man común de Riomao. Son montes donde conviven, como apuntan desde Medio Rural,  «reboleiras de cerquiños (Quercus pyrenaica), bidueirais (Bétula celtiberica), pequenas masas de castiñeiros (Castanea sativa) e masas de vexetación de ribeira. Cómpre sinalar que o sotobosque en moitas zonas está formado por matas de arandeiras silvestres (Vaccinium myrtillus)». Todo ello repartido en 105,08 hectáreas

Montes de Anceu, Ponte Caldelas.

El anuncio apareció en el DOG ese mismo día 23 de marzo.  Pertenece a la comunidad de montes del mismo nombre, Anceu. Son 116,99 hectáreas de carballos (Quercus robur) y bidueiros (Betula spp) acompañados por castaños (Castanea sativa), ameneiros (Alnus glutinosa), freixos (Fraxinus sp.) y pradairos (Hacer psudoplatanus).

Santa Juliana, en A Fonsagrada

El anuncio fue publicado el 30 de marzo en el Diario Oficial de Galicia (DOG). ESte bosque es titularidad de la Sociedade de Fomento Forestal (Sofor) de Santa Juliana y cuenta con una superficie de 187,97 hectáreas, de las que se inscribirán en el registro 45,69 hectáreas ocupadas por bidueiros (Betula sp), castaños y cerquiños (Quercos pyrenaica).

Salto do Cabalo, de Riós. 

Fue hecho público el 31 de marzo. Pertenece a la Comunidade de Montes Veciñais en Man Común de Progo. Este monte cuenta con una superficie de 259 hectáreas, de las que se inscribirán en el registro 17,35 hectáreas ocupadas por cerquiño (Quercus pyrenaica).

En Galicia, en base al cuarto Inventario Forestal Nacional hay una superficie de masas de frondosas autóctonas de unas  415.000 hectáreas, «dominadas principalmente polo carballo, cerquiño, castiñeiro e bidueiro, xa sexa en forma de masas dunha soa especie ou en mesturas íntimas de dúas ou máis especies. Estas masas conforman a paisaxe característica de Galicia e teñen un alto interese para a conservación de especies e hábitats, así como unha gran capacidade de xerar recursos de alto valor para a sociedade», explican desde Medio Rural.

En base a ello, en el desarrollo de la Lei de Montes, fue publicado un decreto que regula el Rexistro de Masas Consolidadas de Frondosas Autóctonas. En él se inscriben aquellas con una superficie mínima de 15 hectáreas que pueden estar formadas por tres coutos redondos mientras tengan cada uno un mínimo de 3,75 hectáreas (25 % de la superficie mínima) y una edad media de veinte años. 

El registro, añaden desde Medio Rural, «pretende favorecer a xestión forestal activa das masas inscritas, para o que o decreto que o regula establece unha serie de medidas, como son a prioridade na concesión de axudas públicas, a divulgación dos seus valores e das utilidades directas destas masas de frondosas ou mesmo o fomento do desenvolvemento de vantaxes fiscais para os seus titulares».

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
4 votos
Tags
Comentarios

¿Tienen algo que alegar para que estos cinco montes entren en el Rexistro de Masas Consolidadas de Frondosas Autóctonas?