Propietarios forestales reclaman alentar otras especies y no solo vetar el eucalipto

BNG y PSdeG rechazan la moratoria a nuevas plantaciones que planteó la Xunta


redacción

Hasta que el eucalipto nitens no llegó a Galicia, era el clima el que controlaba la expansión de esta especie. Porque al glóbulus, que se da bien en la costa, le cuesta crecer en lugares altos o fríos. Pero cuando algunos propietarios del monte de zonas altas del interior vieron que ellos también podían sacarse una renta cada 17 o 18 años (lo que dura un ciclo medio de corta) con el nitens pensaron ¿y por qué no? La Lei de Montes no prohíbe plantarlo en fincas forestales, únicamente está vetado en terreno agrícola, en áreas con especies autóctonas o en Red Natura. Pero ahora la primera revisión del Plan Forestal de Galicia, el documento que marcará el diseño del monte gallego durante los próximos veinte años y que ayer fue aprobado en el Parlamento gallego, quiere ponerle coto para fomentar la biodiversidad, el equilibrio entre distintas especies y atender una amplia diversidad de demanda de madera, desde la necesaria para la pasta de papel hasta la que requiere la industria que urge madera certificada de calidad.

El documento prevé, de hecho, la reducción de un 5 % de la superficie de eucalipto en Galicia en los próximos veinte años. Además, el conselleiro de Medio Rural propuso el martes a los partidos de la oposición incluir una paralización temporal de las nuevas plantaciones de esta especie. Al menos hasta saber con exactitud la superficie real de eucalipto que hay distribuida por la comunidad, unos datos que aportará el Inventario Forestal continúo cuya elaboración está ya en marcha.

La moratoria rechazada

Esa oferta fue rechaza ayer por el BNG y el PSdeG. Aunque no será incluida ahora, la moratoria de nuevas plantaciones propuesta por el conselleiro fue analizada por el sector forestal, que cree que más allá de prohibir el eucalipto la respuesta tiene que ir por incentivar las plantaciones de otras especies. Porque en Galicia, donde en torno a un 97 % de la superficie forestal está en manos privadas —entre particulares o comunidades de montes—, una suspensión, aunque temporal, de las nuevas plantaciones de eucalipto ha de contar con un «respaldo legal que no da un plan forestal porque ese es un documento que marca unas pautas de actuación», explica el director de la Asociación Forestal de Galicia, Francisco Dans.

De ahí que para promover la plantación de otras especies o para fomentar la madera de calidad, crea que hay que articular una serie de incentivos que hagan rentable decantarse por otras especies. Comparte esa opinión la Asociación Sectorial Forestal Galega (Asefoga). «Estamos profundamente comprometidos coa certificación forestal e a certificación forestal sostible. Estamos mellorando a biodiversidade e mellorando boas prácticas selvícolas. Todos os propietarios forestais somos moi firmes niso, pero os propietarios forestais europeos, españois e galegos temos dereitos sobre a libre elección de especies entre as permitidas na UE», recuerda Dans.

En esa línea está también Jacobo Feijoo, presidente de Asefoga. Explica que «a especialización nunha soa especie é perigosa, pero non é bo prohibir. Hai que dar incentivos para que se planten outras especies».

«Tenemos que importar madera de calidad porque aquí no hay suficiente»

El fomento de alternativas sostenibles económicamente es fundamental para que el propietario del monte entienda que puede sacar mayor valor a sus fincas forestales ajustándose a las nuevas demandas del mercado, unas tendencias que apuntan hacia maderas de mayor calidad, sostenibles y a la bioeconomía. Eso es lo que opinan desde el Clúster de la Madera y para ello, como apunta su presidente, Manuel Iglesias, están elaborando un plan estratégico del sector que «creemos debe de ser un instrumento para ir ajustando el plan forestal».

Madera de calidad

El desarrollo de toda la cadena de valor de la madera es fundamental para lograr mayor rendimiento al potencial forestal que ofrece la comunidad. Desde colectivos como la Federación Empresarial de Aserraderos y Rematantes de Madera de Galicia (Fearmaga) urgen la necesidad de que Galicia produzca madera de calidad. Antes de la votación —en la que BNG y del PSdeG rechazaron la propuesta de moratoria temporal en la plantación de eucaliptos realizada por la Consellería—, su presidente Elier Ojea, explicaba que «en Galicia hay un déficit de madera de calidad». De ahí que su apuesta sea la biodiversidad, mejora de la genética y la silvicultura.

«No hay déficit de eucalipto o pino de ciclos cortos para las grandes empresas tractoras de Galicia, pero nosotros tenemos que importar madera de calidad vinculadas a la carpintería o a la construcción porque aquí no hay suficiente». De ahí la urgencia de mejorar la gestión forestal.

¿Dónde se podrá y dónde no se podrá plantar eucalipto en Galicia?

María Cedron

El Parlamento aprueba la revisión del Plan Forestal, pero el BNG y PsdeG rechazan incluir en él la moratoria en las plantaciones de eucalipto que propuso la Xunta

El Plan Forestal de Galicia ha llegado al Parlamento. Ayer el titular de Medio Rural, José González, lanzó una propuesta para transaccionar con los grupos parlamentarios en línea con una de las directrices que marca el documento que pretende ordenar el monte gallego en los próximos 20 años: la de mantener o incluso reducir la superficie de eucalipto que hay en la comunidad. La propuesta, que finalmente fue rechazada esta mañana por el BNG y PSdeG, implicaba la suspensión temporal de nuevas plantaciones de esta especie en aquellas zonas donde no estuviera plantado en el momento de la citada suspensión temporal. Lo que fue aprobado fue el Plan Forestal.   

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
34 votos
Comentarios

Propietarios forestales reclaman alentar otras especies y no solo vetar el eucalipto