Ocho millones de euros para llenar de frondosas y coníferas 4.000 hectáreas de monte

Las ayudas permiten cambiar eucaliptos por otros ejemplares de estas especies


Redacción / La Voz

Es uno de los objetivos del nuevo plan forestal: reducir la presencia del eucalipto y sustituirlo por frondosas caducifolias y coníferas. Es por eso que la Consellería de Medio Rural habilitará en breve una línea de ayudas por valor de ocho millones de euros. La idea es que este dinero permita crear superficies forestales con estas dos especies en cerca de cuatro mil hectáreas de monte gallego, según consta en el informe evaluado ayer por el Consello da Xunta. Se facilitará, también, que los propietarios forestales que tengan superficies con brotes de eucaliptos pueda hacer su transformación en masas de coníferas y frondosas caducifolias.

Fomentar la primera forestación de tierras no agrícolas con estas dos especies, procurando la disminución de las masas monoespecíficas, favoreciendo el aumento de la diversidad, y aumentar la superficie forestal arbolada para reducir el riesgo de incendios son los principales objetivos que persigue esta línea de subvenciones. Pino silvestre, tejo, castaños, robles y alcornoques figuran en la lista de coníferas y frondosas que podrán plantarse con cargo a estas ayudas. Y en la orden se prevé también la posibilidad de que los propietarios que tengan superficies con brotes eucaliptales de diámetros inferiores a los 10 centímetros de media se puedan acoger a esta orden para transformar esas masas en coníferas y frondosas caducifolias, incrementando de esta forma la diversidad de producción en los montes. Los principales beneficiarios de este programa, que será publicado en el Diario Oficial de Galicia a finales de enero, serán las sociedades de fomento forestal, los propietarios particulares de forma individual y las asociaciones y agrupaciones de propietarios particulares formalmente constituidas e inscritas en el registro oficial de la Xunta. También podrán acogerse las cooperativas agrarias, los pro indivisos, los montes de varas y las comunidades de bienes y de montes, entre otras entidades.

Con estas ayudas se subvencionan los gastos de plantación forestal y la puesta en marcha del área de defensa forestal, es decir, la zona limpia de biomasa que protege esas nuevas plantaciones de futuros incendios forestales. Además, las superficies que se beneficien de este programa tendrán derecho a una prima anual por hectárea para los costes de mantenimiento de esas forestaciones durante los siguientes cinco años.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
5 votos
Comentarios

Ocho millones de euros para llenar de frondosas y coníferas 4.000 hectáreas de monte