Patrocinado por

Galicia prevé captar 950 millones para una fábrica de viscosa

r. n. p. OURENSE / LA VOZ

FORESTAL

MIGUEL VILLAR

Núñez Feijoo aspira a recibir esos fondos del programa Next Generation de la UE

02 dic 2020 . Actualizado a las 14:42 h.

«Levar a madeira nas nosas chaquetas». Con esa frase resumió el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, el principal proyecto con el que el gobierno gallego aspira a recibir fondos del programa Next Generation. El objetivo es lograr financiación que permita construir la primera fábrica de viscosa en Galicia para elaborar fibra textil llegada de los bosques gallegos, con una inversión aproximada de 950 millones de euros, y que se basaría en la gestión de sostenible y certificada para elaborar fibra textil homologada para cubrir las demandas de las multinacionales. La iniciativa permitiría generar unas 250.000 tonales de fibra de celulosa sostenible anuales y un consumo de 1,5 millones de metros cúbicos de madera por año.

La fábrica de viscosa se convertiría, precisó Núñez Feijoo durante la presentación del Foro Next Generation en la sede del CIS Madeira en la Tecnópole de Ourense, en un revulsivo para el sector forestal de Galicia al permitir la contratación de más de 1.000 personas en el contexto de la fábrica, 750 directos. Feijoo subrayó que este proyecto está vinculado con otros relacionados con el cuidado de los montes vecinales mancomunados, con la creación de áreas de cortafuegos y con la lucha contra los incendios forestales. Este segundo bloque de medidas cuenta con un presupuesto de 200 millones de euros.

Según trasladó a la industria maderera presente en el foro Next Generation, la propuesta de la fábrica salió del comité de sabios ideado por la Xunta para hacer frente a la pandemia y en el que está presente, entre otras grandes empresas, Inditex. «O sector está nun proceso de reconversión tecnolóxico e a demanda de fibra téxtil a partir de madeira certificada está en aumento. E Galicia ten un gran potencial», señaló Feijoo. En la misma línea se expresó el conselleiro de Medio Rural, José González, quien destacó que se trata de un proyecto rentable, tanto desde el punto de vista ecológico como económico: «Ten unha gran demanda en todo o mundo».