Trámites más agiles para cortar madera en el monte

Los permisos relacionados con la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil pueden gestionarse en oficinas de la Xunta


LUGO / LA VOZ

Las cortas de madera de especies como el pino y el eucalipto en Galicia serán este año más fáciles de tramitar y se gestionarán con más agilidad. La posibilidad de gestiones con menos dificultad que hasta ahora se logrará por un acuerdo alcanzado por la Xunta con la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil: los permisos correspondientes ante ese organismo pueden tramitarse ante la Xunta, cuyas dependencias se han convertido casi en una ventanilla única.

Otra de las características destacadas es que se ha implantado un trámite, la declaración jurada responsable, con la que los trabajos pueden comenzar sin necesidad de que la Xunta estudie la documentación y conteste, lo que supone, según fuentes de la administración, una espera de varias semanas. Con este nuevo sistema, ya pueden iniciarse las cortas al día siguiente de haberse solicitado. En la declaración que se presenta, el demandante de permiso indica la presencia de elementos de interés cuya conservación debe protegerse. Si con la realización de esos trabajos, un elemento —por ejemplo, una mámoa— sufre daños, el solicitante será responsable y estará expuesto a sanciones.

Un elemento que permite esa simplificación administrativa en las cortas de madera es la información geolocalizada. Esa cuestión fue promovida por las distintas consellerías con competencias en el sector forestal, y facilita que se pueda saber cuándo los terrenos forestales forman parte de espacios protegidos o están afectados por legislación de protección del dominio público.

Entrada en vigor en junio

La entrada en vigor de este nuevo sistema está previsto para el mes próximo, después de que ayer se publicase el decreto de aprovechamientos forestales en el Diario Oficial de Galicia (DOG). El régimen de la declaración responsable no solo se aplicará en la actividad forestal sino también en aprovechamientos como el de resina. Las solicitudes y las declaraciones responsables deberán presentarse, por medios electrónicos, en el formulario disponible en la Xunta (https://sede.xunta.gal).

Una vez realizados los trabajos, el propietario del terreno está obligado a llevar a cabo las actuaciones necesarias para la regeneración, sea de modo natural o artificial, de la superficie afectada. También se detallan los aprovechamientos forestales y leñosos sin finalidad comercial; el volumen de madera cortada no puede exceder los diez metros cúbicos al año por cada propietario.

Además, en el documento se detallan esos aprovechamientos en beneficio propio para las comunidades de montes: podrán cortar hasta 150 metros cúbicos anuales de madera aquellas cuyo terreno sea inferior a 250 hectáreas; podrán cortar hasta 300 metros cúbicos al año aquellas que sean propietarias de 250 hectáreas o más.

Reunión en Lugo

El delegado territorial de la Xunta en Lugo, José Manuel Balseiro, mantuvo ayer una reunión con representantes del sector, con quienes comentó aspectos del decreto cuya entrada en vigor está prevista para el mes próximo. La reunión, que tuvo lugar por videoconferencia, resultó especialmente importante por ser Lugo una provincia en la que la actividad forestal alcanza gran peso económico.

También se analizó la situación relacionada con el covid-19. «A seguridade é primordial nestes momentos», recalcó Balseiro, que además recordó que el Instituto de Seguridade e Saúde Laboral de Galicia había elaborado una guía con recomendaciones específicas dirigidas al sector forestal.

 

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
0 votos
Comentarios

Trámites más agiles para cortar madera en el monte