El monte gallego se medirá en Galicia

La comunidad tendrá un inventario forestal propio, además del de alcance nacional


LUGO / LA VOZ

Disponer de una amplia superficie forestal y contar con una masa en la que no abunda el bosque mediterráneo, propio de otras zonas de España, constituyen rasgos propios de Galicia. Las mediciones oficiales del bosque gallego se hacen con un criterio aplicado en toda España (el Inventario Forestal Nacional), aunque la situación va a cambiar. Un convenio que la Xunta firmará próximamente con la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y con la Universidade de Vigo (Uvigo) permitirá realizar inventarios propios para la comunidad.

César Pérez Cruzado, investigador de la Escola Politécnica Superior (EPS) del campus de Lugo, destaca que se trata de una medida pionera en España. Sin cuestionar el valor del Inventario Forestal Nacional -que, dice, es «muy útil»-, recalca que esta nueva herramienta ofrecerá datos más frecuentes, lo que sin duda reforzará su eficacia.

Las mediciones del Inventario Forestal Nacional suelen realizarse cada diez años. Ese sistema, explica Pérez Cruzado, está pensado para masas como las dehesas, menos densas que el bosque atlántico que suele predominar en Galicia. Esa periodicidad supone que si se registra algún retraso, los datos no se actualizan. Con el nuevo inventario de ámbito gallego, por el contrario, se prevé que se efectúen pruebas anuales.

Disponer de datos sobre el volumen de madera o de biomasa y comprobar el estado de la biodiversidad son cuestiones que se pueden obtener con la elaboración de un inventario; de todos modos, precisó el investigador, se estudia que en el nuevo sistema se incluyan también aspectos como la accesibilidad o el estado de salud que presenta el monte.

La redacción de un inventario de alcance solo gallego supondrá que la comunidad cuente con datos de mayor precisión espacial y temporal. Esos dos detalles, apuntó Pérez, resultan necesarios y podrán alcanzarse con la nueva herramienta: en cuanto al espacio, se confía en disponer de datos por distritos forestales y por municipios; por lo que respecta al tiempo, se prevé tener información cada año, lo que adquiere importancia por el rápido crecimiento del bosque en Galicia.

En el Inventario Forestal Nacional se recoge una parcela por cada kilómetro cuadrado de bosque. Con el nuevo sistema se mantendrá esa proporción, si bien se prevé que se realice un trabajo más avanzado. Tanto el campus lucense de la USC como la universidad viguesa tienen sensores remotos que permiten sortear problemas de localización y de medición de parcelas dispersas y de pequeño tamaño.

En el proyecto, además, se trabajará con imágenes de satélite y con escáneres, lo que permitirá completar de manera eficaz las mediciones de campo, explicó Pérez Cruzado.

Efectos útiles para pequeños propietarios

Es posible que una empresa de gran tamaño tenga estudios sobre la disponibilidad de biomasa en una zona, pero más difícil resulta que un pequeño propietario cuente con esa información. Esa será, explicó ayer Pérez Cruzado, una de las consecuencias del nuevo sistema, que además permitirá una mejor gestión, al facilitar datos más concretos y más actualizados que los habitualmente recogidos en el Inventario Forestal Nacional.

Una innovación justificada por la abundancia forestal gallega

Galicia concentra alrededor del 60 % de la superficie forestal de España y es una de las zonas más productivas de Europa; por tanto, esos recursos justifican que se haya decidido la puesta en marcha de ese sistema, manifestó Pérez Cruzado. El nuevo inventario ofrecerá datos con una mayor precisión de la lograda en el nacional, sin que la medida, por otro lado, suponga un mayor gasto.

La elaboración del Inventario Forestal Continuo de Galicia tendrá un presupuesto de 640.000 euros, que es más o menos lo que se gasta en cada provincia gallega, aunque con algunas variaciones de unas a otras, en los trabajos del Inventario Forestal Nacional. El sistema supondrá además un apoyo a las decisiones que la administración autonómica pueda tomar en cuestiones de política forestal.

 Tres años de vigencia

El convenio que firmarán la Xunta, la USC y la Uvigo incluye un plazo de actuación de tres años, este y los dos siguientes. Se prevé que en el 2022 ya se disponga de resultados obtenidos con el nuevo sistema.

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
7 votos
Comentarios

El monte gallego se medirá en Galicia