Galicia quiere comercializar sus híbridos de castaño europeo y japonés

La Consellería de Medio Rural ha pedido al Ministerio de Agricultura que incluya estas variedades, desarrolladas a mediados del siglo pasado, en el Registro Nacional de Variedades Comerciales. Su ventaja es que son resistentes a la enfermedad de la tinta


redacción

Galicia apuesta por el castaño. Tanto que el Centro de Investigación Forestal de Lourizán, dependiente de la Consellería de Medio Rural, ha solicitado al Ministerio de Agricultura que incluya ocho clones hibridos entre el castaño europeo y el japonés en el Registro Nacional de Variedades Comerciales de esta especie. El registro guarda variedades destinadas a la producción de este fruto cada vez más cotizado y que puede suponer una importante fuente de ingresos para el sector agrario gallego. 

Los clones que ahora quiere incluir Lourizán en esa relación, como explicaron dede Medio Rural, se promueven como portaenxertos resistentes a la enfermedad de la tinta y compatibles al injerto con las variedades tradicionales de castaño. Además, dos de ellos también se emplean como productores directos de castaña temprana del mes de septiembre. Por lo tanto, todos ellos están aprobados como clones para la producción de madera desde el año 2007, tras la solicitud del Centro de Lourizán y se reproducen desde hace muchos años en numerosos viveros gallegos.

En el Registro de Variedades Comerciales de Castaño están ya incluidas, desde el año 2016 y 2017, un total de 23 variedades tradicionales gallegas como la amarelante, de pared, garrida o la famosa. Los clones híbridos incluidos en la solicitud proceden de los programas de mejora de castaño por resistencia a la enfermedad de la tinta desarrollados en Galicia a mediados del siglo pasado, seis de ellos son obtenciones del fitopatólogo Pedro Urquijo.

Desde el 2010, en el Centro de Lourizán se está desarrollando un nuevo programa de mejora para la obtención de patrones y clones para madera con tolerancia a las enfermedades de la tinta, del cáncer y de la avispilla china, con mayor adaptación a las condiciones del interior de Galicia, sequía estival y heladas. Con este objetivo se cruzan las variedades tradicionales más adaptadas a la continentalidad, como la amarelante, garrida y longal, con los mejores híbridos para crear nuevos clones con un menor tiempo de crecimiento en el castaño japonés. 

Los particulares pueden usar ya la lucha biológica contra la avispilla

m. alfonso

Un experto italiano explica que en su país la plaga se controló con 300.000 «Torymus sinensis» y en Galicia se han soltado 2,5 millones en los últimos cinco ejercicios

Fue Italia el primer país de la Unión Europea donde se detectó la avispilla del castaño más de una década antes de que esta llegara a Galicia. Y en este país, a día de hoy, el problema está controlado, explicó Alberto Alma, entomólogo de la Universidad de Turín que ayer participó en unas jornadas sobre esta plaga impartidas por el Centro de Investigación Forestal de Lourizán. Allí se informó de todo lo que se está haciendo en la comunidad para acabar con esta plaga, desde la búsqueda de variedades resistentes a la suelta del Torymus sinensis, el insecto que es capaz de parasitar los huevos de la Drycosmus kuriphilus. Alma reconoció que la suelta de insecto es eficaz y que Italia ha podido recuperar su producción de castaña, después de registrar pérdidas de entre el 70 y el 80 %. Para ello, soltaron 300.000 insectos en tres años. En Galicia, solo durante el último ejercicio se han soltado 1,6 millones, 2,5 millones en los últimos cinco ejercicios.

Seguir leyendo

Newsletter Somosagro

Recibe todas las semanas la información más relevante del sector primario

Votación
8 votos
Tags
Comentarios

Galicia quiere comercializar sus híbridos de castaño europeo y japonés